Público
Público

Richardson cree que la situación en Corea es "un polvorín"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El gobernador de Nuevo México (EEUU), Bill Richardson, calificó hoy como un "polvorín" la situación que se vive en la península coreana, durante la visita que realiza a Pyongyang destinada a rebajar las tensiones entre las dos Coreas.

En declaraciones a la cadena de televisión estadounidense CNN, el político demócrata dijo que en sus entrevistas con las autoridades norcoreanas ha pedido "moderación", al tiempo que señaló que nunca había visto una crisis tan seria entre los dos países vecinos.

La tensión en la península coreana se disparó a raíz del ataque norcoreano del 23 de noviembre a la isla surcoreana de Yeongpyeong en la tensa frontera del Mar Amarillo, que causó cuatro muertos y fue uno de los sucesos más graves desde el fin de la guerra entre ambos países en 1953.

Corea del Sur ha respondido a ese ataque organizando tres ejercicios militares en sus costas que han sido recibidos con amenazas verbales por parte del régimen comunista de Corea del Norte, sin que de momento se haya producido una nueva confrontación.

Richardson, que abandonará su cargo de gobernador de Nuevo México a finales de este mes, inició este jueves una visita privada de cuatro días a Pyongyang, donde ha destacado la necesidad de extremar "contención" en la situación actual.

Según explicó a la CNN, con ese fin presentó una serie de propuestas, que no precisó, al negociador nuclear de Corea del Norte, Kim Gye-gwan, que fue quien lo invitó a este viaje.

Richardson señaló además que tiene la sensación de que las autoridades norcoreanas quieren rebajar las tensiones y que les ha pedido que permitan a Corea del Sur llevar a cabo sus previstas maniobras militares.

Corea del Sur ha anunciado para la próxima semana nuevos ejercicios militares de un día en el Mar Amarillo (Mar Occidental) frente a la isla de Yeonpyeong, que previsiblemente se celebrarán el lunes o el martes próximo, según la agencia local Yonhap.

Rusia y China han expresado su preocupación por esas maniobras debido a la cercanía a la costa norcoreana y a que se desarrollarán en la zona donde se produjo el ataque norcoreano el 23 de noviembre.

Ese ataque con artillería de Corea del Norte ocurrió cuando Corea del Sur llevaba a cabo maniobras con miles de militares en la zona.

Ayer, Pyongyang avisó de un ataque todavía "más mortal" contra la isla de Yeonpyeong si Seúl lleva a cabo esas maniobras, según la agencia estatal norcoreana KCNA.

Bill Richardson ha estado en Corea del Norte en varias ocasiones, la última en abril de 2007, cuando viajó a ese país para recoger los restos de soldados estadounidenses muertos en la guerra de Corea.

En 1994, antes de ser gobernador, encabezó la misión diplomática que logró la liberación de un piloto de un helicóptero derribado al cruzar inadvertidamente la frontera intercoreana.

Dos años más tarde, en 1996, consiguió en Pyongyang la liberación del estadounidense Evan Hunziker, detenido por supuesto espionaje.