Público
Público

Los ricos están lejos del consenso para proponer pagar más al fisco

Hoy se reúne su mayor lobby, con varias grandes fortunas a favor y varios directivos en contra

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Los adinerados españoles están titubeando demasiado y perdiendo la oportunidad de mostrar a la sociedad que quieren aportar su granito de arena ante la grave situación económica del país. Temen definirse por las diferentes posiciones del PP y PSOE, cuyo candidato a la presidencia del Gobierno, Alfredo Pérez Rubalcaba, anunció ayer que, si gana las elecciones, creará un impuesto para ricos para recaudar 1.400 millones. Hoy está prevista una reunión del lobby más poderoso de los ricos, el Consejo Empresarial para la Competitividad, que reúne a las grandes fortunas dueñas de empresas y a altos ejecutivos de las principales compañías del Ibex 35. Una parte del Consejo quiere que se debata hoy si proponen al Gobierno que les suban los impuestos que pagan. Pero, a tan sólo unas horas, las posturas están muy lejos del consenso y, según varias fuentes internas consultadas, no lo pedirán si no hay acuerdo de todos, con lo que la posibilidad pierde fuerza.

Ninguno quiere significarse y aparecer como promotor a título personal de tal iniciativa. Sin embargo, así lo han hecho el mes pasado, primero el multimillonario estadounidense Warren Buffett, tercera fortuna del planeta, y luego ricos franceses, como la dueña de L'Oréal, Liliane Bettencourt, además de un grupo de unos 50 millonarios alemanes.

El Consejo para la Competitividad tiene reunión de mañana y almuerzo

Los ricos españoles prefieren que un planteamiento así se haga a través de un canal más institucional, como es el Consejo para la Competitividad, creado en febrero pasado por 17 grandes empresarios para influir a su favor en las reformas que ha emprendido el Gobierno. Los pesos pesados del lobby son, según fuentes empresariales, el presidente de Telefónica, César Alierta, que también preside el Consejo para la Competitividad; el presidente del Banco Santander, Emilio Botín, y otros empresarios dueños de sus propias compañías.

'Gran parte del Consejo está a favor', como ya aseguraron fuentes de este grupo de presión. Y, entre sus defensores, hay varias grandes fortunas. Entre sus detractores, figuran algunos altos ejecutivos, de acuerdo con las partes consultadas.

En este escenario se va a desarrollar hoy la reunión del Consejo, que, además, tiene carácter extraordinario, ya que las habituales suelen celebrarse a mediados de mes. A media mañana están convocados los miembros del poderoso lobby en la sede de Telefónica, que ha sido, desde su creación, la anfitriona para las iniciativas del Consejo. Se hablará del grave batacazo de las bolsas de ayer. La reunión se prolongará porque está previsto también un almuerzo. No suele haber orden del día ni votaciones, porque las cuestiones se deciden por consenso. Pero los defensores de pedir una subida de los impuestos quieren pugnar hoy por que la iniciativa se ponga sobre la mesa.

Algunos empresarios creen que, si hay subidas, será para todos

Si no se debate finalmente, o si se pospone la reunión, que ayer por la tarde seguía convocada, habrán ganado los detractores de la petición.

En el otro bando, los altos patrimonios que apoyan una petición pública reconocen que sería una iniciativa más bien 'cosmética', porque no arañaría casi sus bolsillos. Algunos empresarios están convencidos de que, si el Gobierno actual o el que salga de las elecciones toma alguna medida al respecto, no será recuperando el Impuesto de Patrimonio como estaba antes (el PP se ha declarado contrario a resucitarlo). Consideran que el cambio podría venir, más bien, de una modificación de los tramos del Impuesto sobre la Renta, como ya se hizo el año pasado, para elevar aún más el gravamen a las rentas altas. Pero también creen que, para que se recaudara una cifra significativa, más de mil millones, tendrían que subirse los tributos a todos los ingresos, lo que perjudicaría a las clases medias.