Público
Público

Riesgo de enfermedades disminuye en partes de inundado Pakistán

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El riesgo de brotes de enfermedadesha bajado en partes del inundado Pakistán mientras el aguaretrocede en varias zonas, dijo el martes el Fondo de NacionesUnidas para la Infancia, pero el sur del país seguía siendo unagran preocupación.

Las inundaciones que comenzaron seis semanas atrás crearondevastación entre el noroeste y el extremo sur del país,destruyendo poblados, puentes, caminos, dañando millones dehectáreas de tierras de cultivos y desplazando a millones depersonas.

El Gobierno y las agencias de ayuda advirtieron sobreepidemias en las zonas inundadas, particularmente enfermedadesrelacionadas al agua como el cólera.

Sin embargo, los trabajadores humanitarios dicen que elriesgo de epidemias ha disminuido en algunas partes.

"Hasta ahora, por lo que se, no hemos tenido ningún broteserio", dijo el funcionario del Fondo de Naciones Unidas parala Infancia (UNICEF) Bill Fellows, quien supervisa losesfuerzos de varios grupos de ayuda enfocados en salubridad ehigiene, en una conferencia de prensa.

"Pero los factores de riesgo están allí y en realidad, sino nos unimos y estamos realmente atentos, podríamos tenerproblemas graves. Esperamos que eso no pase", indicó Fellows.

Pese a que las aguas han retrocedido en partes del norte ycentro del país, muchas zonas en Sindh, la provincia más al surde Pakistán, siguen bajo el agua y aún hay ciudades inundadas,mientras el agua avanza al mar Arábigo.

Durante la semana pasada, decenas de miles de personashuyeron de las ciudades en el distrito de Dadu, en Sindh.

Fellows señaló que la situación en esa provincia eracrítica.

"Creo que en el norte podemos decir que la situación vuelvea la normalidad y el riesgo está bajando, (pero) en el sur deSindh, desafortunadamente no podemos relajarnos", indicó.

"Los factores de riesgo están allí y debemos serextremadamente vigilantes en el sur de Sindh", agregó.

Las inundaciones son el peor desastre natural vivido enPakistán en términos de daño, con al menos 10 millones depersonas obligadas a dejar sus casas y 20 millones dehabitantes afectados.

El desastre causó la muerte de más de 1.750 personas, y lasagencias humanitarias advirtieron que millones están en riesgode morir si no se entrega comida de emergencia y abrigo conrapidez.

Naciones Unidas dice que recibió 307 millones de dólares,cerca del 67 por ciento de los 460 millones de dólares quepidió el mes pasado para la emergencia, y planea lanzar unnuevo llamado de ayuda esta semana en Nueva York.