Público
Público

Riesgo de trastorno mental es mayor en adultos gay y bisexuales

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Por Amy Norton

Los hombres y las mujereshomosexuales o bisexuales tienen un mayor riesgo de sufrirdepresión, consumir drogas y tener comportamiento suicida quela población heterosexual.

A través de una revisión de 25 estudios publicados sobreorientación sexual y salud mental, un equipo de investigadoresbritánicos halló que los hombres homosexuales, las lesbianas ylas personas bisexuales eran por lo menos un 50 por ciento máspropensos que los heterosexuales a haber padecido depresión otrastorno de ansiedad.

También tenían alto riesgo de adicción al alcohol u otrasdrogas y eran dos veces más propensos que los heterosexuales ahaber intentado suicidarse alguna vez.

Los resultados, publicados en BMC Psychiatry, refuerzan laevidencia de estudios previos pequeños de que los homosexuales,las lesbianas y los bisexuales tienen una tasa más alta detrastornos mentales.

Con todo, eso no significa que la homosexualidad es un tipode trastorno que deteriora la salud mental, precisó el autorprincipal, Michael King, del University College de Londres.

Este estudio no analizó los motivos de esa tasa tan alta detrastornos mentales y abuso de drogas. King señaló a ReutersHealth que podría influir el estrés de largo plazo.

Es que aún en las sociedades relativamente liberales, dijo,las lesbianas, los homosexuales y los bisexuales enfrentandiscriminación abierta y encubierta. A veces tienen que lidiartambién con la exclusión social y el rechazo de sus propiasfamilias.

Es importante, dijo King, que los médicos estén conscientesde que los pacientes homosexuales y bisexuales tienen un riesgorelativamente alto de sufrir problemas de salud mental.

Por otro lado, agregó el experto, no deberían asumir queesos problemas en estos pacientes están necesariamenteasociados con su sexualidad.

Según King, los terapeutas tienden a veces a atribuirle lacausa automáticamente a la sexualidad en lugar de, por ejemplo,la depresión.

"Esto es bastante frecuente y molesta a una gran cantidadde personas (lesbianas, homosexuales y bisexuales) quenecesitan recibir terapia", manifestó el autor.

FUENTE: BMC Psychiatry, 18 de agosto del 2008