Público
Público

Rigau: "Los alumnos son más tolerantes que algunos padres"

La consejera de Educación dice que la sentencia del TSJC contradice la del Supremo y recuerda que sólo 11 familias han pedido escolarizar a sus hijos en castellano

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La consejera de Educación de la Generalitat, Irene Rigau, ha explicado que el Govern recurre la sentencia del TSJC -que obliga a la administración catalana a ofrecer clases en castellano si un alumno lo pide- porque 'contradice la sentencia anterior del Tribunal Supremo'. 'Basaremos el recurso en que la sentencia anterior no va en la misma línea. No me preocupa. Estoy dispuesta a correr el riesgo que me puedan inhabilitar', ha advertido.

En una entrevista en la emisora Rac1, Rigau ha acusado a los padres recurrente de 'militancia' de querer 'residualitzar el catalán y Catalunya'. 'Quieren cuestionar el modelo de Catalunya', ha sentenciado la consejera, tras recordar que son 11 familias -que han pedido enseñanza en castellano- contra 600.000. De hecho,  primero eran 17 las familias que habían recurrido a la vía judicial y finalmente han quedado en 11'.

 'Creo que cada vez habrá menos demandas por el castellano porque se exigen unos costes muy elevados y quienes los afrontan tienen que ser militantes muy fuertes. Creo que la mayoría de padres no quieren que sus hijos lo pasen mal a la escuela. Y esto sólo se explica por razones extragrupales. Los alumnos son más flexibles y tolerantes que algunos padres', ha concluido Rigau.

La consellera ha recordado que la resolución del TSJC 'es una interlocutoria; no una sentencia. Son medidas cautelares. Los padres lo piden, y no sabemos si tienen razón o no. Nosotros lo recorrimos, porque entendemos que no había ningún daño irreparable'. 'Hace años que aplicamos la atención individualizada, siempre ha funcionado bien y nunca ha comportado separar un alumno por razón de lengua. La atención personal es una mejora para adaptar al niño que habla castellano. Normalmente el primer interesado es el catalanoparlante, pero también los que no hablaban en catalán en casa', ha explicado Rigau.

La consellera ha afirmado también que 'cuanto más extendido está el dominio del catalán, más ataques hay contra la inmersión'. 'He conocido dos ministros de Educación: Gabilondo del PSOE y Wert del PP y a los dos los he pedido lo mismo: que todo niño en el estado español pudiera cantar una canción en gallego, recitar un poema en euskera y leer un texto breve en catalán. Los dos ministros lo silenciaron, pero Wert me dijo: 'sólo faltaría eso'.