Público
Público

Ripollés y Willy Ramos unen sus pinceles en una actividad solidaria de CACSA

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Los artistas Juan Ripollés y Willy Ramos han unido hoy el trazo de sus pinceles para alumbrar tres piezas en una actividad "artística" y "solidaria" promovida por la Ciudad de las Artes y las Ciencias (CACSA) en las que han plasmado su visión del complejo museístico y que serán cedidas a la Casa de la Caridad.

Así lo ha asegurado el director general del CACSA, Pedro García Ribot, quien ha resaltado el carácter inédito de esta iniciativa, así como la "buenísima predisposición" de estos "magníficos artistas" que han cedido su talento de forma "desinteresada" y "altruista" para ayudar a quienes acuden a la Casa de la Caridad.

Ripollés (Castellón de la Plana, 1932) y Willy Ramos (Pueblo Bello, Colombia, 1954) han pintado a cuatro manos una obra policromada con vivos colores en la que han reproducido a una mujer con un ramo de flores.

El pintor colombiano ha manifestado que el cuadro conjunto recoge "una parte de la iconografía" de Ripollés, de quien ha remarcado su predilección "por las mujeres", y una parte de su propio arte, caracterizado por la representación "de flores".

Ripollés, preguntado por cómo valora la fusión del pincel de dos maestros, ha respondido que "todos somos siempre aprendices", porque "en el mundo de la investigación siempre se es aprendiz".

Además, ambos artistas han ofrecido su visión sobre este complejo de divulgación artística y cultural al reinterpretar sendas fotografías del complejo museístico.

Ripollés ha trabajado en una obra a partir de una imagen en la que se apreciaban unas manos emergiendo del agua, mientras que el artista colombiano se ha centrado su versión particular del edificio central del Oceanogràfic.

Las tres piezas resultantes de esta actividad que ha tenido lugar en el Ágora del CACSA serán cedidas a la Casa de la Caridad que dispondrá de las obras bien para su subasta bien de otra forma para obtener "otro tipo de recursos", ha asegurado el presidente de esta institución, Antonio Casanova.

Casanova ha agradecido tanto a García Ribot como a los artistas esta iniciativa, puesto que, en su opinión, Casa de la Caridad precisa "recursos para llevar adelante" su "obra social".

"Desgraciadamente nos estamos acostumbrando a que los últimos años vienen siendo años difíciles. El año 2009 fue especialmente difícil", puesto que "cerramos con 349.000 atenciones alimenticias y en el año 2010 vamos a seguir con ese número", ha lamentado.

Asimismo, ha mostrado su preocupación por el año 2011 al suprimirse la ayuda de 426 euros destinada a aquellos parados que hubieran agotado su prestación por desempleo, algo que, a juicio de Casanova, "va a repercutir en las personas que van a venir a Casa de la Caridad".

Ha expresado el cambio de perfil de las personas que acuden a esta institución solidaria, que ha pasado de personas "con problemas crónicos como drogadicción o alcoholismo" a un perfil "total y absolutamente normalizado", cuyo problema es "único" y "exclusivo" el no llegar "a final de mes".