Público
Público

La riqueza de España, por delante de Italia

La renta per cápita española mantiene su posición relativa en la UE, pese a la recesión

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La economía española recibió ayer su tercera buena noticia en tres días. La oficina estadística comunitaria hizo públicos sus datos de PIB por habitante (o renta per cápita), una de las formas de medir la riqueza de un país, y mantuvo a España por encima de la media europea y por delante de países como Italia (miembro del G-8, el grupo de los países más ricos). En concreto, la riqueza per cápita española representa el 103% de la media de la UE; Italia está en el 102%. El dato contribuyó a alimentar un clima radicalmente distinto al vivido tan sólo hace unos días, cuando los diversos medios internacionales, especialmente alemanes, extendieron el rumor de un rescate europeo de la economía española.

Desde entonces, el Gobierno aprobó el decreto ley de la reforma laboral y acudió a Bruselas con los deberes hechos, como reconocieron desde Angela Merkel hasta Nicolas Sarkozy en la cumbre del pasado jueves. Al día siguiente, fue el director gerente del FMI, Dominique Strauss-Kahn, quien mostró su confianza en la economía española.

El PIB español por habitante supera en tres puntos la media de la UE

El dato conocido ayer, calculado en base a las estadísticas que el Instituto Nacional de Estadística remitió a Bruselas, revela que España resistió bien el estallido de la crisis, al mantener el nivel de riqueza relativa de sus ciudadanos. El PIB español por habitante se encuentra tres puntos por encima de la media comunitaria, aunque por detrás de once países, entre ellos Francia, Alemania, Reino Unido, los países nórdicos y los del Benelux.

La renta per cápita española es de 24.500 euros en 2009, según los datos de Eurostat, que aplica una fórmula correctora para igualar la capacidad adquisitiva de los países. Italia alcanzó los 24.000 euros. Aunque España conserva su puesto en términos relativos, el PIB por habitante se redujo en 1.200 euros como consecuencia de la recesión.

La crisis ha frenado la convergencia de los nuevos socios del Este

Sin embargo, cayó más en todos los grandes países, incluidos Francia, Alemania o Italia, debido a una caída del PIB porcentualmente mayor que la española. Además, la inflación española fue menor que la media, favoreciendo la capacidad de compra de los ciudadanos, frente a sus vecinos.

España superó en 2006 el PIB por habitante de Italia, un dato que se conoció en diciembre de 2007 y que fue contestado por las autoridades de Roma, que lo tacharon de inexacto. En 2008, José Luis Rodríguez Zapatero fijó el siguiente país a batir: Francia. Aunque la posición relativa de España se mantiene por encima de Italia, la crisis ha alejado el sueño de superar al país vecino, ocho puntos más que la media europea, que no sufre las embestidas de la especulación y que cuenta con una salida de la recesión más encauzada.

La renta per cápita alemana se mantuvo en 2009 estable con respecto a la media de la UE en el año anterior, mientras que la francesa, danesa, inglesa o belga cayó un punto. Otras, como la irlandesa, sufrieron un deterioro menor, mientras que el PIB por habitante en Holanda o Luxemburgo avanzó un punto.

La crisis ha frenado, además, la convergencia de los países del Este con la media comunitaria. Mientras en la parte alta de la lista sólo Luxemburgo se distancia espectacularmente de la media (el 276% de la media comunitaria, explicados por Bruselas por los trabajadores no residentes), países como Bulgaria y Rumanía siguen registrando una renta per cápita inferior al 50% de la europea, aunque los dos países avanzaron posiciones.