Público
Público

RISD abre sus puertas al nuevo espacio diseñado por Moneo en Estados Unidos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La Escuela de Diseño de Rhode Island (RISD) abrió hoy las puertas de un nuevo edificio, diseñado por el arquitecto español José Rafael Moneo, en un espacio contemporáneo que nace con la vocación de ser un cruce de caminos para estudiantes, profesores y visitantes del museo que también alberga.

El Chace Center, ubicado en Providence (Rhode Island) y que forma parte de las prestigiosas instalaciones del RISD, es una edificio de cinco plantas sobre el que Moneo empezó a trabajar en 2001, cuenta con más de 4.000 metros y ha tenido un presupuesto de 30 millones de dólares, según el RISD.

Para Moneo (Tudela, 1937) este proyecto "ha sido fascinante en extremo", pues según explica en la página web del museo, "el Chace Center se resiste a la idea de ser un edificio autónomo, y su convergencia (con los otros edificios adyacentes) le ha dado un nuevo valor a los otros diseños y ha reforzado el espacio".

El arquitecto español, premio Pritzker de Arquitectura en 1996, es muy conocido en Estados Unidos por otras obras como la catedral de Nuestra Señora de Los Angeles en esa misma ciudad californiana, el museo de Arte Davis de Wellesley (Massachussetts) y la ampliación del museo de Arte de Houston (Texas).

El nuevo centro Chace está rodeado por tres edificios históricos del recinto universitario de Providence, en el estado de Rhode Island, y se ha construido como una estructura de ladrillo y cristal que permite ampliar de manera significativa la capacidad del museo para albergar exposiciones y actos académicos.

Moneo ha diseñado una fachada que combina cristal transparente y opaco con ladrillo rojo, cuya estructura se acentúa con bandas de aluminio en torno al edificio, que le dan un aspecto plateado y cercano al movimiento.

Para las ventanas del edificio, el renovador del Palacio de Villahermosa que en Madrid acoge el museo Thyssen-Bornemisza ha elegido una protección de rayos UVA que permite el uso de la luz natural al tiempo que protege las obras de arte del interior.

El arquitecto español ha optado para este edificio por el ladrillo rojo en referencia al material en que están construidas la mayoría de las casas de la colonial Providence (noreste), pero que al mismo tiempo por ser de un tono intenso le permite destacar del entorno.

En el interior predominan las paredes blancas, los techos abiertos y el uso del aluminio, así como del cemento pulido para el suelo y las maderas de tonos suaves.

Los dirigentes de la institución consideran que Moneo "ha permanecido fiel a sus raíces modernistas, así como a su rigurosa mirada hacia el bajo coste de los materiales de construcción.

Moneo ha utilizado materiales específicos y lisos que le dan al edificio un aspecto contemporáneo y clásico a la vez".

Para el presidente del RISD, Roger Mandle, esta nueva construcción "define las maneras en que trabajamos en la comunidad y también determina cómo la institución es percibida desde el interior y en el exterior".

Moneo, por su parte, consideró que ocupar el solar que había junto a otro importante edificio de la ciudad, el Metcalf, que alberga el laboratorio del complejo universitario, "permite decir algo importante sobre el diseño urbano".

En el tercer piso del edificio, el arquitecto ha diseñado el espacio que alberga las exposiciones y que duplica el que tenía anteriormente la institución -con una colección de 80.000 objetos- para ese fin.

"La arquitectura de Moneo se adecúa particularmente bien a este aspecto del programa, que quiere ofrecer a los visitantes una mirada fresca hacia el arte", indicó la institución.

Los trabajos que el arquitecto español ha elaborado para el RISD incluyen también la reforma de una antigua iglesia, de estilo neogótico construida hacia 1850 por el arquitecto local Thomas Tefft y ahora un espacio denominado Memorial Hall.

El proyecto ha permitido sacar a la luz los restos neogóticos del antiguo templo y en su espacio crear gabinetes y estudios de pintura y dibujo.