Público
Público

Los rivales de Chicago no se asustan por la presencia de Obama

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Madrid, Tokio y Río de Janeiro no mostraban el martes señales de verse impresionados por el hecho de que el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, vaya a estar el viernes en Copenhague para apoyar la candidatura de Chicago, la cuarta ciudad que aspira a organizar los Juegos Olímpicos de 2016.

El "factor Obama" llevaba semanas acechando, hasta que la Casa Blanca confirmó el lunes su presencia, la primera vez que un presidente estadounidense va a acudir a una sesión del Comité Olímpico Internacional y va a hablar ante sus 115 miembros.

La presencia de políticos importantes, como el ex primer ministro británico Tony Blair o el ex presidente ruso Vladimir Putin, ayudaron a decidir las votaciones de anteriores Juegos.

Pero la presencia de Obama conlleva un riesgo de fracaso, que perjudicaría a su figura política, en la que se considera la carrera olímpica más ajustada de la historia.

Era poco probable que ninguno de los rivales fuera a celebrar el anuncio de Obama, pero todos tuvieron cuidado de no mostrar preocupación.

PERFIL BAJO

Madrid, a pesar de la próxima llegada del rey Juan Carlos y del presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, está manteniendo un perfil inusualmente bajo en la capital danesa.

La delegación española no tiene previsto hablar ante los más de 1.000 periodistas acreditados hasta el miércoles por la tarde, a sólo 36 horas de que el COI se reúna para tomar una decisión.

Chicago trató de no mostrar su júbilo. En una rueda de prensa, el director de la candidatura, Patrick Ryan, reconoció que la presencia de Obama "obviamente cambia muchas cosas".

"La gente está muy emocionada porque (el presidente) va a venir, y porque Michelle va a venir. No sabemos, nadie sabe, si tiene un impacto en la decisión".

"El presidente (...) ha trabajado para liberarse y poder venir y ser parte de la presentación, y luego volver a sus responsabilidades", agregó. "Le estamos agradecidos".

"No queremos entrar en política. Esto es deporte. No se trata de la influencia de una persona".

Obama llegará a Copenhague justo antes de la sesión del COI, que empezará en el Centro de Convenciones Bella a las 08:30 (06:30 GMT). Su mujer Michelle llegará el miércoles y ambos hablarán el viernes ante el Comité Olímpico Internacional.

Chicago será la primera de las cuatro ciudades que mostrará la presentación de 70 minutos, seguida de Tokio, Río de Janeiro y Madrid. Después de hasta tres rondas de votación, la decisión se anunciará en una ceremonia que comenzará a las 18:30 GMT.

OBAMA

El presidente de la candidatura japonesa, Ichiro Kono, incluso se alegró de la presencia de Obama.

"No estoy sorprendido (de que Obama acuda). Es algo bueno para el movimiento olímpico y es bueno para una dura carrera", declaró Kono en una entrevista con Reuters.

El nuevo primer ministro japonés, Yukio Hatoyama, también estará en Copenhague.

El presidente de la candidatura de Río, Carlos Nuzman, no quiso decir nada sobre el presidente estadounidense en su primera rueda de prensa, y afirmó que no es ético hablar sobre las ciudades rivales.

En cambio, alabó el apoyo del presidente Luis Inácio Lula da Silva, que también irá a la capital danesa el viernes.