Público
Público

Rivas, un oasis para paliar la falta de información

El ayuntamiento madrileño, de IU, es el primero en abrir una asesoría

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Cuatro y media de la tarde. Aunque es el último jueves del mes de marzo, el sol hace justicia en la plaza de la Constitución de la localidad madrileña de Rivas Vaciamadrid. Alrededor, un centro comercial, casas adosadas y, más alejados, polígonos industriales. En medio de esta plaza, que está reñida con la descripción de plaza de pueblo, está el edificio, novísimo, que alberga el Ayuntamiento, gobernado por IU.

Como cada jueves, en un pequeño despacho de la planta que ocupa la Concejalía de Sanidad, un voluntario de la asociación Derecho a Morir Dignamente (DMD) espera tras la pantalla de un ordenador. El Ayuntamiento de Rivas abrió el pasado mes de noviembre esta oficina, que alberga el Servicio de Vida Saludable y la Asesoría por una Muerte Digna. Es el primer municipio en poner en marcha una iniciativa de este tipo. DMD, que lleva 25 años ayudando a varias personas a morir, ofrece la asesoría cada jueves de 16 a 20 horas.

Desde que abrió, la oficina ha atendido a 282 personas. En este cuartito, con aspecto de consulta médica, César Caballero, el voluntario de DMD que coordina la iniciativa, ha mostrado a 38 de ellas varios modelos de testamentos vitales. El resto solicitó información por teléfono y mediante correo electrónico. El 65% de los interesados eran mujeres. Y sólo entre un 5 y un 10% estaban enfermos.

Hace unos días, un vecino de Rivas avisó a César de que el pasado jueves, a las cinco y media, acudiría para que le informara sobre cómo hacer un testamento vital. No ha ido, pero Caballero explica que tan pronto hay días que no atiende a nadie como otros en que se le juntan cinco.

César Caballero explica la importancia del servicio. 'La Comunidad de Madrid no tiene oficinas físicas para informar a la gente sobre el testamento vital. Es más, en muchas ocasiones nos remiten a los interesados. Pero por otro lado nos vetan. Hace tres meses, hicimos copias de nuestros testamentos vitales para ponerlos en los hospitales públicos e informar a quienes se interesaran, pero la Consejería de Sanidad paralizó nuestra iniciativa. Sí lo hicimos en el Hospital 12 de octubre y en un día se acercaron a la mesa que teníamos montada 300 personas', asegura este voluntario.

En la Asesoría por la Muerte Digna de Rivas, hay hasta cinco modelos diferentes de testamento vital: el de la Conferencia Episcopal, el de DMD, el de la Comunidad de Madrid... 'El de la comunidad es ambiguo, pero nosotros los enseñamos todos, para que la persona elija cuál prefiere. Estamos aquí para informar', remarca Caballero.