Público
Público

Rivero exige valentía al Gobierno para tomar medidas excepcionales ante el paro

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El presidente del Gobierno de Canarias, Paulino Rivero, reclamó hoy al Gobierno de la Nación que adopte una actitud "valiente" para proponer una reforma laboral que contemple "medidas excepcionales" por muy "impopulares que sean" con las que dar respuesta a una situación de crisis económica igualmente excepcional.

En una entrevista con la Agencia EFE, Rivero dijo que la responsabilidad del Gobierno que preside José Luis Rodríguez Zapatero es tomar medidas ante la crisis, "por impopulares" que sean y aunque resulten ingratas para los sindicatos o para un sector de la población.

Preguntado por la propuesta de los empresarios de una reforma laboral que incluya una reducción de las indemnizaciones por despido, el presidente canario afirmó que la reforma laboral se debe llevar a cabo sin que los trabajadores pierdan los derechos adquiridos y, por el contrario, debe servir como un incentivo para que las empresas mantengan sus trabajadores o puedan hacer nuevos contratos.

El jefe del Ejecutivo canario consideró que esta reforma debe contener elementos como que los convenios colectivos no estén sujetos a criterios territoriales sino que permitan a las empresas adoptar soluciones para sus trabajadores, cuestiones que impulsen los contratos a tiempo parcial o que procure incentivos para la contratación de jóvenes.

Rivero se mostró partidario de que para las nuevas contrataciones que se realicen se permitan fórmulas menos rígidas para los empresarios a la hora de facilitar el despido y aseguró que "en una situación excepcional, cualquier persona que esté en situación de desempleo, entiende que se adopten medidas excepcionales para ser contratado.

A su juicio, es necesario esta reforma estructural para que puedan dar todo su fruto las medidas que han impulsado las comunidades autónomas para favorecer la creación de empleo y en concreto se refirió a las adoptadas por el Gobierno de Canarias, como la bonificación de la seguridad social para nuevas contrataciones.

El presidente canario opinó que el Gobierno español ha tenido falta convicción a la hora de afrontar decisiones que eran imprescindibles para salir de la crisis económica y estimó que Rodríguez Zapatero consideró erróneamente que bastaba sólo con que mejorarán otras economías más potentes para que tiraran de la española.

No tuvo en cuenta, dijo Rivero, que en España es preciso llevar cabo reformas estructurales, tal y como han hecho países como Alemania, Holanda o el Reino Unido.

Dijo que los resultados de la economía española son desalentadores, se continúa en recesión y el paro sigue aumentando, por lo que aún no se perciben indicios de mejoría.

"Veo al Gobierno excesivamente tibio y con falta de convicción en aquellas reformas estructurales que son imprescindibles" aseveró Rivero.

El presidente canario manifestó que, por el contrario y teniendo en cuenta la influencia del turismo en la economía canaria, se comienzan a detectar en el Archipiélago cambios de tendencia y "signos alentadores" ya que se esta produciendo una mejoría en países como Alemania y Reino Unido, que son los principales emisores del turismo que visita las islas.

No obstante, estimó necesario que se adopten medidas "más agresivas" que permitan una mejoría del sector turístico y al respecto se refirió a la generalización de la reducción de las tasas aeroportuarias para mejorar la competitividad de los aeropuertos canarios.

"Necesitamos una política aeroportuaria agresiva y proactiva" dijo el presidente canario, quién recordó que ha pedido al Ministerio de Fomento medidas urgentes para evitar que Canarias sufra las consecuencias del conflicto entre Aena y los controladores.

Rivero destacó que no aceptarán "bajo ningún concepto" que los recortes presupuestarios anunciados por el Gobierno central afecten a Canarias y aseveró que CC apoyó los presupuestos generales del Estado como contrapartida a unos compromisos del Estado con Canarias que significan una mayor inversión, "aunque aún nos dejaba alejados de la media de inversión española".

Vinculó el apoyo que los nacionalistas canarios prestan al Gobierno central en el Congreso al mantenimiento de los compromisos presupuestarios y si no se cumplen, apuntó, "nos sentimos liberados para actuar".

Del Plan Canarias, señaló que hay aspectos que "van caminando" y otros a lo que falta tiempo para su evaluación y sobre el Régimen Económico y Fiscal no descartó reformas que sintonicen con el nuevo modelo económico que se necesita Canarias, y que debe estar basado, dijo, en un turismo de calidad, en un mayor respeto por el territorio y en la potenciación del desarrollo industrial y del sector primario.