Público
Público

Rivers cuestiona a los árbitros y Bryant vuelve a la normalidad

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La derrota sufrida por los Celtics de Boston en el tercer partido de las Finales de la NBA ante Los Ángeles Lakers provocó que su entrenador, Doc Rivers, volviese a cuestionar el trabajo que realizaron los árbitros.

Rivers, con argumentos objetivos, que ya ha enviado en varias grabaciones a la NBA, comentó a los periodistas después del entrenamiento del miércoles que su equipo volvió a salir perjudicado por la decisiones de los árbitros respecto a las faltas personales señaladas al alero Paul Pierce.

"La realidad es que después de ver el partido de la pasada noche con todos los jugadores se puede observar claramente que la participación de Pierce estuvo siempre condicionada y nunca pudo entrar en el ritmo de juego", señaló Rivers. "No puedes tenerlo cuatro minutos dentro y otros cuatro minutos fuera".

Rivers dijo que las estadísticas también mostraron que en cada uno de los tres partidos que llevan disputados de las Finales, los árbitros han anulado a uno de los "Big Three" para que el equipo no haya podido jugar al completo.

Los árbitros, una vez más, han sido mucho más duros con las personales con los Celtics que con los Lakers, posiblemente con la salvedad del ala-pívot reserva Lamar Odom, que ha recibido 14 faltas, según el entrenador de los Celtics.

Sin embargo, no sucede lo mismo con el escolta Kobe Bryant, el ala-pívot español Pau Gasol, el mismo alero Ron Artest y mucho menos con el base Derek Fisher, considerado por Rivers, como un "maestro" a la hora de provocar las faltas en ataque del equipo rival, al exagerar la caída.

Sin embargo, en los Celtics a Pierce y al ala-pívot Kevin Garnett -claves para el equipo- les han señalado un total de 13 faltas a cada uno en los tres partidos que se llevan disputados.

En el cómputo global, los Celtics han sido castigados con 84 faltas personales y los Lakers con 75, un dato que de acuerdo a Rivers "siempre" favorece al equipo de Los Ángeles.

"No solamente por las faltas personales, hay también otro tipo de acciones ilegales que realizan los Lakers y que los árbitros no las señalan y por eso hemos enviado varios vídeos a la liga para que sepan exactamente lo que sucede", declaró Rivers.

Se desconoce cual será la reacción del comisionado de la NBA, David Stern, sobre los comentarios de Rivers, pero ya durante la temporada regular amenazó con utilizar "dura" sobre los comentarios negativos en torneo a la actuación de los árbitros.

Al margen del siempre polémico asunto de la calidad y actuación de los árbitros de la NBA de fondo, ambos equipos trabajaron para estar listos para el cuarto partido, que se disputará mañana en el mismo escenario del TD Garden de Boston.

Los Celtics son conscientes de que necesitan ganar el partido si quiere seguir con aspiraciones, de al menos, regresar de nuevo a Los Ángeles, mientras que los Lakers si tiene la oportunidad de conseguir la tercera victoria la aprovecharán.

"Perdimos un partido que merecimos ganar, pero eso ya forma parte del pasado, ahora estamos mentalizados para dejarlo atrás y centrarnos en el cuarto que es el que realmente nos importa", comentó Rivers. "Queda todavía mucha competición y no es el momento de pensar en el pasado sino en el presente".

Rivers dijo que los Celtics tuvieron la oportunidad de conseguir la victoria y que la mala actuación del alero Ray Allen, que se ha convertido en auténtico misterio al quedarse con dos puntos después de haber logrado 32 en el segundo, no volverá a repetirse.

"Ray es un gran profesional sabe que ese tipo de cosas pueden pasar en el baloncesto, pero no tenemos ninguna duda que en el cuarto duelo volverá a ser muy válido para el equipo", agregó Rivers.

En los Lakers, Bryant se mostró sonriente en su comparecencia con los periodistas al los que afirmó que los Celtics son un gran equipo al que será difícil ganar en el cuarto partido.

"Sabemos la clase que tienen y que además necesitan conseguir la victoria más que nunca, por lo tanto debemos hacer nuestro mejor baloncesto hasta el final si queremos tener la opción al triunfo", valoró Bryant, que volvió a destacar la gran aportación de Fisher.

La estrella de los Lakers también dijo que todo el equipo respondió con carácter al reto del tercer partido en Boston después de haber perdido el segundo en Los Ángeles.

"Creo que era el partido que necesitábamos ganar para no sólo recuperar la ventaja de campo, sino para establecer que podemos seguir en esa línea hasta conseguir los cuatro triunfos que nos conviertan de nuevo en campeones", agregó Bryant.