Público
Público

Roban a periodistas chinos y a jugadores griegos en Sudáfrica

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Unos periodistas chinos que se encuentran en Sudáfrica para el Mundial de fútbol sufrieron el robo de objetos personales de su coche por parte de unos hombres armados cuando viajaban de día por Johannesburgo, mientras que tres jugadores griegos sufrieron robos de dinero en sus habitaciones de hotel.

Los incidentes siguen a otro robo a mano armada que padecieron el miércoles unos periodistas españoles y portugueses en un hotel del norte de Johannesburgo y aumenta la preocupación por la seguridad de cara al inicio del torneo el viernes, en un país con altas tasas de criminalidad.

La FIFA informó el jueves de que se habían realizado tres arrestos en relación al robo a los españoles y portugueses, y que todos los objetos hurtados habían sido recuperados.

"Sabemos que la policía se está encargando de la situación. Arrestaron a tres personas. Devolvieron a la gente sus pertenencias, incluyendo el dinero", declaró el portavoz de la FIFA Wolfgang Eichler, quien agregó que el hotel en cuestión no estaba entre los aprobados por la FIFA.

Un funcionario de la embajada pudo dar otros detalles del incidente que implicó a personas de origen chino y que también tuvo lugar el miércoles.

Los tres reporteros chinos estaban en Sudáfrica desde hacía unas horas y se dirigían a la principal sede del Mundial en Soweto, según el periódico local Breed, citando varias fuentes. Se detuvieron en un lado de la carretera cuando unos hombres armados aparecieron y les robaron objetos del vehículo, informó el diario.

La policía sudafricana no pudo confirmar el atraco y estaba investigando el caso.

Además, un miembro de la delegación griega dijo que a tres jugadores les robaron dinero de sus habitaciones de un hotel en el norte de Durban. El portavoz Michael Tsapidis dijo que los jugadores no estaban contrariados con el robo en el Beverly Hills Hotel y que estaban "extremadamente satisfechos" con el modo en el que el hotel había respondido al incidente.

"En nuestra opinión, no es un asunto tan importante. Este incidente es algo que podría ocurrir en cualquier lugar del mundo", manifestó en una rueda de prensa.

En tanto, la mayor presencia policial en la ciudad, base de entrenamiento de la selección de Portugal y donde retuvieron a punta de pistola a un fotógrafo el miércoles, calmó un poco los nervios, aunque los periodistas aún están molestos por cómo la FIFA está manejando el asunto.

La FIFA manifestó que su principal preocupación en este momento es el caos de tráfico.

"Es ridículo, una falta de respeto total a la gente que vino aquí a trabajar, a mostrar este país a todo el mundo", manifestó a Reuters Antonio Simoes, el fotógrafo víctima del robo de su cámara, dinero y tarjetas de crédito a punta de pistola.

Sudáfrica esperaba que la Copa del Mundo diera más impulso al sector turístico y brindara un motivo de orgullo al continente, pero expertos han dicho constantemente que las noticias sobre crímenes podrían perjudicar esas aspiraciones.

En tanto, varios fotógrafos que llegaron a cubrir el Mundial han indicado también que sufrieron el robo de algunas de sus pertenencias al llegar al aeropuerto O.R. Tambo, el principal punto de entrada y salida de Johannesburgo.