Público
Público

Robert Gates dice que la seguridad en Afganistán y Pakistán es clave para EE.UU.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El secretario de Defensa de EE.UU., Robert Gates, afirmó hoy que su país no puede cederle terreno a los talibán y aseguró que la seguridad de Afganistán y de Pakistán es "vital" para la seguridad nacional.

"Un fracaso en Afganistán significaría que los talibán controlen buena parte del país y la posibilidad de una renovada guerra civil. Las áreas bajo control de los talibán podrían, a corto plazo, convertirse nuevamente en un santuario para Al Qaeda", advirtió Gates durante una audiencia del Comité de las Fuerzas Armadas del Senado.

"Una situación de seguridad estable en Afganistán y Pakistán, una que sea sostenible a largo plazo por sus Gobiernos, es vital para nuestra seguridad nacional", afirmó el secretario de Defensa.

Gates, junto con la secretaria de Estado, Hillary Clinton, y el jefe del Estado Mayor Conjunto, el almirante Mike Mullen, defendieron ante el Comité la decisión del presidente Barack Obama de enviar 30.000 soldados adicionales a Afganistán.

Gates explicó que la nueva estrategia militar centrará los recursos en los lugares de mayor vulnerabilidad para la población afgana, y que uno de sus objetivos es propiciar el traslado de las tareas de seguridad al Gobierno afgano en un plazo de 18 meses, para mediados de 2011.

Así, los 30.000 soldados adicionales serán desplegados en el sur y este del país, a partir de comienzos de 2010 y por un período de 18 a 24 meses, precisó Gates.

Pero el presidente del Comité, el senador demócrata Carl Levin, de Michigan, señaló que un obstáculo para el traslado de las tareas de responsabilidad a los afganos es la "escasez de tropas afganas".

Para Levin, el éxito del aumento de las tropas estadounidenses en Afganistán se medirá en parte por la capacitación de las tropas afganas.

Por su parte, el senador republicano y ex candidato presidencial en 2008, John McCain (Arizona) afirmó que si bien apoya la decisión de Obama, el cronograma para el inicio de la retirada estadounidense "envía el mensaje equivocado a los enemigos".

En general, los republicanos favorecen el aumento de las tropas aunque se oponen al plazo de 18 meses, mientras que los demócratas prefieren que el enfoque sea en la capacitación de las fuerzas afganas.

Al inicio de la audiencia, tres activistas del grupo "CodePink" alzaron carteles y gritaron consignas en contra de la guerra, argumentando que lo que Afganistán requiere es desarrollo económico y no una solución militar.