Público
Público

Robert Redford vuelve a la dirección con un film sobre patriotismo y justicia

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Tras 10 años de ausencia de la silla de director, y en el aniversario del 11-S, Robert Redford está de vuelta con "The Conspirator" su último film en el que trata los conceptos de traición, patria y justicia.

Diez años después de dirigir "The Legend of Bagger Vance", Redford, uno de los iconos del cine estadounidense y de los motores del cine independiente del país norteamericano, se ha decidido por contar una historia del siglo XIX, pero con vínculos a la situación que se vive hoy en día.

En "The Conspirator" Redford se basa en la historia real de una mujer, Mary Surratt, que fue acusada de conspirar en el asesinato del presidente Abraham Lincoln, ayudando a su hijo John Surratt a mantenerse escondido.

John Surratt es acusado por las autoridades de colaborar con John Wilkes Booth en el asesinato de Lincoln en el Teatro Ford de Washington D.C. el 14 de abril de 1865.

Mientras su hijo se encuentra huido, Mary Surratt (interpretada por Robin Wright), quien es una devota sudista, es arrestada y se niega a colaborar con las autoridades.

De su defensa se encarga Frederick Aiken (interpretado por James McAvoy), un héroe de guerra del lado de la Unión, pero que esta vez tiene que luchar contra la sed de venganza de una nación que quiere ver colgados a los asesinos de Lincoln.

Aunque Redford se basa en una historia ocurrida hace casi 150 años, las similitudes con lo que ocurre en Estados Unidos desde el 11 de septiembre de 2001 son evidentes.

Y sin duda por ello, los organizadores de TIFF han decidido programar el estreno del film el día en que se cumple el noveno aniversario de los atentados del 11-S que desencadenaron una serie de eventos de los que todavía no se ha visto el final.

Durante una rueda de prensa celebrada hoy, Redford reconoció esos paralelismos aunque también dijo que no es su cometido señalarlos.

El director confesó que para él, lo primero era contar "una historia dentro de la historia. Lo segundo son los obvios paralelismos que hay hoy con ayer. Pero eso no va con nosotros. Esa no es la historia que nosotros íbamos a contar. Íbamos a contar una historia más humana y personal", explicó Redford.

"Por otra parte, si hay un crítico, o la audiencia, que van a descubrir los paralelismos por si mismos, la historia proporciona eso, nosotros no necesitábamos hacerlo", añadió.

Hoy también se estrena en la XXXV edición de TIFF la última película del director mexicano, afincado en los pasados ocho años en Toronto, Nicolás Pereda, "El verano de Goliat", y "Los ojos de Julia", la película de terror del español Guillem Morales, interpretada por Belén Rueda y producida por Guillermo del Toro.

A estos estrenos se une "El extraño caso de Angélica" del prolífico maestro portugués, Manoel de Oliveira, el director de más edad del mundo que a sus 101 años de edad sigue comprometido a realizar un largometraje al año.

Esta coproducción entre Portugal, España, Francia y Brasil cuenta como principales protagonistas Ricardo Trêpa, Pilar López de Ayala, Leonor Silveira y Luís Miguel Cintra y relata la irresistible fascinación que padece un joven fotógrafo por una joven muerta a la que tiene que retratar antes de ser enterrada.

Otro film que realizará hoy su estreno norteamericano en Toronto es "The Town", un drama policial centrado en uno de los barrios más conflictivos de Boston.

El film esta dirigido e interpretado por Ben Affleck junto con Rebecca Hall (conocida por su papel en "Vicky Cristina Barcelona" de Woody Allen), John Hamm (de la aclamada serie de televisión "Mad Men"), Jeremy Renner (protagonista de "The Hurt Locker") y Blake Lively (protagonista del programa de televisión "Gossip Girl").

Durante una entrevista celebrada hoy, Affleck confesó a Efe que actuar y dirigir la película no fue fácil.

"Para mí, dirigir es realmente difícil. No fue una situación fácil. Pero también fue bastante divertido tener, como director, esa mano dentro de la película y no estar simplemente fuera sino poder controlar algunos de los aspectos", explicó Affleck.