Público
Público

Roca blanqueó en diez años unos 240 millones de euros, según el fiscal

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Juan Antonio Roca, presunto cerebro de la trama de corrupción en el Ayuntamiento de Marbella (Málaga) desarticulada en el "caso Malaya", pudo blanquear en un periodo de unos diez años alrededor de 240 millones de euros, según la Fiscalía Anticorrupción.

Sólo en la compra de bienes inmuebles, la inversión efectuada en el periodo comprendido entre 1997 y 2005, según el precio declarado de adquisición, superó los 136 millones de euros, señala el escrito de acusación, que consta de 585 folios, y al que ha tenido acceso Efe.

Roca, que adquirió cuadros y otros objetos de arte por veintisiete millones, también poseía una cuadra de caballos de pura raza con más de cien ejemplares valorada en 400.000 euros y una ganadería de toros bravos tasada en 120.000 euros.

Asimismo, en 2003 adquirió el barco "Salduba II" por 500.000 euros, cifra que pagó en efectivo, y un año después compró el yate "Thoroughbred" por más de 2,7 millones de euros.

El ex asesor urbanístico del Ayuntamiento de Marbella también compró un avión de la marca Cessna por más de 1,2 millones de euros y un helicóptero tasado en una cifra superior al millón de euros.

En cuanto a sus vehículos, poseía una colección de carruajes de época valorados en 3,5 millones de euros, mientras que sus turismos tienen un valor de 300.000 euros, y entre ellos destaca el Mercedes "Alas de Gaviota", tasado en 200.000 euros.

Además, destinó a acondicionar sus inmuebles más de 6,2 millones de euros e invirtió en sus fincas de Cádiz y Murcia un total de 24,8 millones.

El escrito del fiscal recuerda asimismo la afición a la caza mayor de Roca, que exhibía en una de sus fincas piezas como elefantes, leones u osos, y calcula el coste de estos trofeos, de los viajes para cazar y del taxidermista en más de un millón de euros.

Según el fiscal, la situación de poder de Roca en el Ayuntamiento "se sustentaba en el soborno sistemático y generalizado a sus integrantes", lo que le permitía "disponer a su antojo de la voluntad de las autoridades municipales en orden a las resoluciones que éstos pudieran adoptar, fundamentalmente en el ámbito urbanístico".

Por ello, "toda actuación urbanística a desarrollar en Marbella tenía que contar con el visto bueno de Roca", que "controlaba no sólo la revisión del planeamiento municipal, sino también los eventuales convenios urbanísticos que los (empresarios) interesados quisieran pactar con el Ayuntamiento".

Este "urbanismo a la carta" propició "una alteración total de la realidad urbanística del municipio", añade el fiscal, que señala que Roca repartía el dinero entre los concejales y funcionarios municipales "en metálico, generalmente en sobres que eran entregados en mano".

También sostiene que, tras la moción de censura contra Julián Muñoz que llevó a Marisol Yagüe a la Alcaldía, el poder de Roca se incrementó, ya que dirigía "totalmente" el Ayuntamiento y "se comportaba como si fuera el verdadero alcalde", mientras que la alcaldesa "se colocaba bajo sus órdenes".