Público
Público

Roca se siente "engañado" y niega haber pagado comisiones sino tasas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El empresario Juan Antonio Roca, en prisión por su presunta implicación en la operación Malaya, declaró hoy ante la titular del juzgado número 2 de San Javier (Murcia) en relación con la operación Ninette sobre supuestas irregularidades en la tramitación de planes parciales del ayuntamiento de Los Alcázares y dijo que se sintió "engañado" y negó haber pagado comisiones sino tasas.

El abogado de Roca, Aníbal Álvarez, declaró a Efe que el empresario se encuentra en este caso imputado por los delitos de blanqueo de dinero, cohecho, negociaciones prohibidas con funcionarios y tráfico de influencias.

Según Álvarez, Roca afirmó ante la jueza Eva María Algar que él "no tenía control directo" sobre ningún pago, porque "no llevaba" la empresa Condeor, que tenía su sede en Madrid mientras él vivía en Marbella y que "nunca había entregado dinero porque no había firmado ningún contrato, sino que lo hizo Monserrat Corulla", considerada su testaferro y que había declarado por la mañana.

Negó también tener relaciones con el ex arquitecto municipal de Los Alcázares, Mariano Ayuso, en prisión provisional por el caso Ninette, y subrayó que vio a Ayuso en dos ocasiones, una de ellas en Marbella, a donde el técnico y el ex alcalde socialista de Los Alcázares, Juan Escudero, se desplazaron "para ver temas relativos a desarrollos urbanísticos".

El abogado afirmó que durante las casi cinco horas de declaración la jueza y el fiscal preguntaron sobre "numerosa documentación" y sobre una parte del sumario de la operación Malaya sobre el que el juzgado de Marbella se ha inhibido a favor del de San Javier, por incluir asuntos relativos al ex arquitecto municipal Mariano Ayuso.

"Se le ha interrogado sobre numerosísima documentación", y entre ella por el proyecto de construir un aparta-hotel en Las Claras (Los Alcázares), a través de un convenio y "cuyas tasas estaba pagando al Ayuntamiento".

También se le han mostrado talones nominativos por cientos de miles de euros que el "ayuntamiento estaba cobrando, y el edificio no se ha podido construir", dijo el abogado, quien declaró a Efe que Roca afirmó "haberse sentido engañado" -por responsables municipales- que le había hecho muchas promesas y él "había invertido en compra de terrenos y no ha habido resultados".

Aníbal Álvarez señaló que la vista fue dura en algunos momentos por parte del fiscal, aunque tras las explicaciones de Juan Antonio Roca, el ministerio público pidió que su defendido, cuando quede en libertad por el caso Malaya, tenga que comparecer cada quince días en el juzgado.

La retirada a Roca del pasaporte no se puede solicitar dado que el mismo fue entregado a la Audiencia Nacional en 2002, señaló el letrado.