Público
Público

Rod Stewart recupera éxitos del blues de los 60 y 70 en el disco "Soulbook"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Dicen Elton John y James Brown que Rod Stewart es el mejor cantante blanco de música soul, algo que queda plasmado en "Soulbook", un nuevo disco en el que el artista británico interpreta grandes clásicos del género de los sesenta y los setenta.

"Este es el disco que he esperado grabar toda mi vida. Son las canciones con las que he bailado, con las que he amado, con las que he gritado, que me han acompañado en mi vida", asegura Rod Stewart en una nota difundida por la discográfica Sony.

"Estas canciones -añade- fueron el oxígeno que alimentó mi pasión para cantar. Cuando yo era flaco, creído y bocazas descubrí la maestría de Otis Redding, Sam Cooke, Jackie Wilson, James Brown, The Temptations, The Four Tops y muchos otros. Eran mis dioses y mis héroes".

Con este trabajo, Rod Stewart continúa de alguna forma con las recopilaciones que ha realizado de clásicos del cancionero estadounidense en la serie "Great American Songbook", de la que ha vendido 19 millones de ejemplares y con las que ha obtenido varios premios Grammy.

A esa serie se añade ahora este "Soulbook", en el que colaboran artistas como Mary J. Blige, Jennifer Hudson, Smokey Robinson y Stevie Wonder, junto a productores y músicos legendarios del género.

"Soulbook" incluye dos dúos con Mary J. Blige, en "You make me feel bran new", de los Stylistics, y con Jennifer Hudson, en "Let it be me", inspirado en el dúo Jerry Buttler-Betty Everett.

Además, Smokey Robinson aparece como invitado en "Track of My Tears", una tema que grabó con sus Miracles en 1965, y Stevie Wonder toca la armónica en el éxito de 1969 "My Cherie Amour".

Steve Tyrell y Steve Jordan son los productores del álbum, que cuenta entre sus músicos, entre otros, con Bob Babbitt, George Bohannen, Willy Mitchell, Charles Hodges, Wayne Jackson y Jack Hale.

"Elegimos a los mejores, a los músicos que lo hacen auténtico", afirma Rod Stewart, un cantante que ha venido más de 250 millones de álbumes y de singles a lo largo de su carrera y que tiene su nombre en el Rock and Roll Hall of Fame.