Publicado: 06.06.2014 11:53 |Actualizado: 06.06.2014 11:53

Los Rodríguez Piñero: una dinastía parlamentaria de raíces republicanas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Acumulan tres generaciones en el Congreso de los Diputados, en los últimos tres periodos democráticos, y son los Rodríguez Piñero. El periodista Fernando Orgambides acaba de publicar su primer ensayo histórico mediante el que rescata la figura del primero de ellos en llegar a las Cortes, el republicano Manuel Rodríguez Piñero. Se trata de una olvidada y castigada figura política de la Restauración y patriarca de la saga de políticos y profesores del Derecho que llevan unidos sus apellidos.

Entre ellos, sus nietos Inmaculada Rodríguez-Piñero Fernández, actual diputada y responsable económica del PSOE por Valencia y europarlamentaria electa por el mismo partido, y Miguel Rodríguez-Piñero, presidente emérito del Tribunal Constitucional. También el hijo del biografiado y padre de la socialista, de nombre Santiago Rodríguez-Piñero Jiménez, fue diputado constituyente en la II República por el Partido Republicano Radical.

Los Rodríguez-Piñero son diputados a Cortes en línea directa —padre, hijo y nieta— desde 1923 hasta nuestros días, lo que les convierte en la única dinastía con representación en el Congreso de los Diputados en los últimos tres periodos democráticos de España.

La obra Manuel Rodríguez Piñero (1872-1929). La causa republicana en el Cádiz de la Restauración ha sido editada por Santbooks Ediciones y prologada por Bartolomé Clavero, catedrático de Historia del Derecho y de las Instituciones de la Universidad de Sevilla.

Hijo y nieto de panaderos gaditanos de ascendencia gallega, y alentado por su madre, comprometida republicana contemporánea al político libertario Fermín Salvochea, Rodríguez Piñero se formó y residió en Cádiz, pero no consiguió su escaño en el Congreso de los Diputados hasta 1923, ya dentro del Partido Reformista que lideraba Melquiades Álvarez.

Llegó después de seis intentos anteriores desde 1904, en su mayoría frustrados por las trampas electorales del caciquismo de la época, si bien su vida parlamentaria fue breve puesto que en el mismo año de su elección se produjo el golpe de Primo de Rivera que acabó con el régimen de la Restauración y abolió la pluralidad política de entonces. Fue amigo personal de Pablo Iglesias, Gumersindo de Azcárate Menéndez, Rafael María de Labra, Arturo Pérez Martín, Horacio Echevarrieta, Melquiades Álvarez y Benito Pérez Galdós.