Público
Público

La Roja luce su estrella de campeona en México

Del Bosque dice que será "cuidadoso" con los menos preparados, aunque no es un partido "para salir del paso"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

México rendirá honores y hará el pasillo a España, campeona del mundo, en un amistoso (22:00 horas, La 1) que se disputará en el mítico estadio Azteca, sede dos Mundiales. El partido está marcado por la polémica convocatoria de siete barcelonistas tres días antes de la ida de la Supercopa ante el Sevilla.

Pactado meses antes del Mundial con la idea de la celebración del Bicentenario de la Independencia y el centenario de la Revolución mexicanas, la reciente conquista de España del Mundial le añadió nuevos motivos a este amistoso, aunque La Roja llega corta de preparación y con la Supercopa a la vuelta de la esquina.

Del Bosque llamó a 18 de los 23 jugadores que estuvieron en Suráfrica para cumplir con el compromiso mexicano, al que el equipo llega con la obligación de proteger el prestigio del campeón. México dejó ir a su seleccionador Aguirre y nombró técnico provisional a uno de los entrenadores más reconocidos de su liga, Enrique Meza. Meza ha conformado una lista con 12 de los mundialistas y al mismo tiempo ha dado pasos pensando ya en el Mundial de Brasil 2014.

El carácter amistoso del partido hace esperar que la mayoría de los convocados de los dos equipos tomarán parte en el encuentro. Del Bosque hará jugar lo justo a los barcelonistas y a los que llegan más cortos de entrenamientos, pero es previsible que los dos equipos arranquen con la mayor parte de sus cuadros de lujo para posteriormente hacer cambios.

A pesar de lo festivo del amistoso, Casillas, el capitán español, recuerda la responsabilidad que tienen. 'No venimos a cumplir, es el primer partido tras el Mundial y sabemos el nivel de exigencia que nos van a pedir', dijo. Del Bosque camina por la misma línea. 'No queremos salir sólo del paso, sino hacerlo lo mejor posible', comentó el técnico, que también señaló que mimará a los que llegan más cortos de forma. 'Tenemos que ser cuidadosos para no perturbar su preparación, que sea un partido, pero también entrenamiento', añadió.