Público
Público

Roland Joffe termina el rodaje de las escenas de "There be dragons" en Sepúlveda (Segovia)

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El equipo de rodaje de la película "There be dragons", dirigida por el británico Roland Joffe, ha concluido hoy en Sepúlveda (Segovia) la grabación de algunas escenas del filme que gira en torno a la figura del fundador del Opus Dei, Josemaría Escrivá de Balaguer.

Las principales calles y plazas de la villa sepulvedana han recreado durante toda la semana las calles de la localidad oscense de Barbastro, en la que nació el fundador de esta prelatura que en 2002 fue canonizado por el papa Juan Pablo II; donde ha trabajado un equipo formado por más de 150 personas.

A ese número hay que sumar los cerca de 150 figurantes que colaborarán en el rodaje de la película, que han sido elegidos a través de un "casting" realizado entre vecinos de Sepúlveda y de las localidades de la comarca.

El reparto está encabezado por Charlie Cox ('Stardust' y 'Tirante el Blanco'), que encarna a Escrivá de Balaguer, y le integran actores como Olga Kurilenko -coprotagonista del último filme de la saga de James Bond "Quantum of Solace"- o Dougray Scott, que dió réplica a Tom Cruise en "Misión Imposible 2"

En la película también intervienen actores españoles como Geraldine Chaplin, Belén Rueda o Jordi Mollá; aunque en el rodaje sólamente se ha podido ver a la hija del mítico Charles Chaplin, ya que los principales actores del elenco no han intervenido en el rodaje por tierras segovianas.

Por su parte, Roland Joffé es conocido especialmente por haber rodado 'La Misión', protagonizada por Robert de Niro y Jeremy Irons, que en 1986 consiguió el Oscar a la mejor fotografía y la Palma de Oro en el Festival de Cannes.

La alcaldesa de Sepúlveda, Concepción Monte (PP) ha asegurado que el rodaje ha supuesto "una buena experiencia para el pueblo y, lo que es más importante una fuente de ingresos económicos para muchas familias de la localidad, en un momento de crisis como el actual".

De este modo, Monte ha cifrado la repercusión económica del rodaje en más de 230.000 euros, de acuerdo con los datos estimativos de la productora sobre los gastos del proyecto.

De este modo, el personal contratado en Sepúlveda y los pueblos de la zona ha supuesto un coste de 14.795 euros; los gastos de alquileres de locales en la villa alcanzarán unos 1.500 euros, mientras que las negociaciones privadas con los comerciantes a los que ha afectado directamente el rodaje supondrán unos 15.000 euros.

En cuanto al alojamiento y las comidas durante los preparativos de los decorados que se han desarrollado las dos semanas anteriores y a lo largo del rodaje, los gastos superarán los 100.000 euros.

El Ayuntamiento de Sepúlveda también saldrá beneficiado del rodaje, ya que cobrará una tasa de 18.000 euros.