Publicado: 11.11.2014 19:56 |Actualizado: 11.11.2014 19:56

Los Rolling Stones reclaman a una aseguradora 12,7 millones por los conciertos cancelados

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El legendario grupo de rock The Rolling Stones está inmerso en una batalla legal con una compañía aseguradora por valor de 12,7 millones de dólares debido a los conciertos cancelados en Australia y Nueva Zelanda después de la muerte de la novia de Mick Jagger, L'Wren Scott, en marzo.

La banda firmó una póliza de seguros por valor de 23,9 millones de dólares antes de su tour por Asia y Australia a principios de 2014. Cubría la cancelación de los espectáculos en caso de fallecimiento de familiares o de otras personas incluidas, lo que incluía a Scott. La pareja del vocalista del grupo, diseñadora de 49 años, se suicidó en su apartamento de Nueva York el 17 de marzo .

El grupo canceló la gira por Australia y Nueva Zelanda a partir de su muerte. La aseguradora se ha negado a cubrir los gastos al tratarse, según argumentan, de una muerte intencional. "La muerte de la señora Scott vino debido a, o acelerada por, una condición en la cual tuvo que haber recibido atención médica", ha dicho la compañía según el acta del juzgado.

Los Rolling Stones han denunciado a la aseguradora en Londres, mientras que la empresa afirma que el testimonio del hermano de Scott, Randall Bambrough, sobre su historial médico y mental puede ser importante en el litigio. No hubo ningún comentario inmediato por parte de representantes de la banda.

Scott, modelo y diseñadora, se hizo especialmente popular en Hollywood donde personalidades como Nicole Kidman o Amy Adams han lucido sus creaciones. Su relación con Jagger, de 71 años, se remontaba a 2001. Ha dejado todo su patrimonio, unos 9 millones de dólares, al cantante.

Los Rolling Stones han reorganizado su calendario de giras después de que el propio Jagger cayese enfermo en octubre, lo que supuso una nueva cancelación del recital que tenían planeado el 8 de noviembre. El vocalista padecía una infección de garganta y tuvo que guardar reposo por recomendación médica. Su siguiente concierto está fijado para el 12 de noviembre en Sydney.