Público
Público

Roma abandona el plan de cerrar webs por el ataque a Berlusconi

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Italia abandonó el martes los planes de cerrar páginas de odio en Internet, pese a una promesa de medidas radicales después de que aparecieran páginas de seguidores en Internet alabando el ataque al primer ministro, Silvio Berlusconi.

El ministro del Interior, Roberto Maroni, quien propuso bloquear este tipo de sitios después del asalto al primer ministro, dijo tras una reunión con ejecutivos de Facebook, Google, Microsoft y otros proveedores de servicios de Internet, que buscaría una solución mediante un código compartido de conducta, en lugar de una nueva legislación.

"El camino a seguir es hallar un acuerdo con todos los involucrados, y evitar forzar las cosas mediante nuevas medidas", dijo Maroni a la prensa.

"Si se alcanza este acuerdo, sería el primero de este tipo en el mundo", dijo, agregando que se mantendrían más conversaciones en enero.

que golpeó a Berlusconi en la cara el 13 de diciembre tras un mítin en Milán - aparecidas en la web, principalmente en Facebook y Youtube, pocas horas después del ataque.

En un comunicado hecho público la semana pasada, Facebook dijo que adoptaría acciones inmediatas para eliminar cualquier contenido del que recibiera noticia que tuviera amenazas directas contra algún individuo.

También cerró las páginas de seguidores de Tartaglia después de que 100.000 usuarios se unieran en menos de 48 horas, pero al menos dos grupos a favor de Tartaglia seguían visibles el martes.

Además, surgió un vídeo en YouTube planteando dudas sobre la autenticidad del ataque, diciendo que era un montaje.

Maroni, que es del partido de extrema derecha Liga del Norte, prometió en un principio aprobar un decreto de emergencia para cerrar sitios de odio.

Pero sus críticos señalaron que se trataba de una medida de censura, e incluso un miembro del partido de oposición Italia de Valores comparó las medidas planeadas con los intentos por controlar el uso de Internet vistos en China e Irán.

Facebook dijo en su comunicado que aunque promover la violencia o subir contenidos amenazantes no estaba permitido en sus páginas, "los debates online simplemente reflejan lo que sucede fuera de Internet, donde las conversaciones entre la gente se producen libremente en casa o por teléfono y correo electrónico".

La web tiene más de 12 millones de usuarios activos en Italia, lo que representa a un 20 por ciento de su población.