Público
Público

Los romances de una Cecilia posmoderna

La nueva reina indie le canta al amor en español y se llama La Bien Querida

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Existen datos objetivos que constatan que nos encontramos ante uno de los debuts del año. No acaba de publicar Romancero (Elefant, 2009), y ya se ha hablado más de La Bien Querida que de algunos grupos con cuatro o cinco discos en el mercado. Su Myspace, donde se puede escuchar su álbum al completo, va camino de las 200.000 visitas, y su imagen de cantautora castiza post-punk (observen la foto a la derecha, no tiene desperdicio) ya ha decorado las portadas de varias revistas musicales. Por si fuera poco, dos de los festivales más importantes en España, FIB y Primavera Sound, han contratado sus servicios. ¿Revelación musical o globo mediático? Ni lo uno ni lo otro... o un poco de las dos cosas.

La Bien Querida es la bilbaína Ana Fernández-Villaverde, una pintora profesional que hace tres años decidió aprender a tocar la guitarra. 'Vi que tenía bastante facilidad para hacer canciones y el pop tampoco requiere mucho esfuerzo', contesta la artista. Amiga de Jota, cantante de Los Planetas, 'desde hace muchísimos años', encontró en el granadino el primer apoyo para sacar adelante sus canciones. 'El me animó a componer. Me dijo que se me iba a dar bien', recuerda. Un padrino de lujo que, como ella misma reconoce, no lo es todo: 'Las canciones gustan. La gente no es tonta, no le va a gustar algo por mucho que lo diga Jota'.

Tiene razón. Su música convence por sí sola. Romancero incluye una docena de canciones pop que funcionan gracias a sus bonitas melodías y la fusión del espíritu naif con sentimientos adultos. El círculo se cierra con una producción heterodoxa la curiosa manera de hacer desaparecer los instrumentos en De momento abril y los dejes flamencos y ribetes de canción popular española. Nunca el indie estuvo tan cerca de Cecilia como en la voz de La Bien Querida.

Pero el resultado no es tan inofensivo como el ramito de violetas. Aquí las palabras son dardos y en no pocas ocasiones se clavan en el centro de la diana. 'He escrito de forma muy directa, incluso agresiva', explica. Puede que diversos factores hayan hinchado el globo, pero igualmente no conviene perder de vista su trazado por el cielo.

La pintura
'Soy pintora profesional. Últimamente lo que más hago es pintura mural. De eso vivo. La pintura tiene mucho que ver con la música. Los dos salen del corazón'.

Influencia de los planetas
'No me importa que digan que soy la versión femenina de Jota. Yo escuchaba muchísimo a Los Planetas y me parece súpernormal que me hayan influenciado'.

Su repercusión
'Yo cuando grabé el disco sabía que era bueno. He hecho el disco que a mí me hubiera gustado escuchar. Pero no soy muy consciente de lo que se dice. No leo las críticas, trato de no perder el tiempo con eso, porque me afecta bastante'.

Sus nuevas canciones
'Ya tengo canciones para otro disco. Será un paso adelante. Los temas tienen más metáforas y paisaje. Es menos directo'.