Público
Público

Van Rompuy ofrece a Zapatero un papel compartido en las cumbres en España

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El presidente estable del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy, ofreció hoy al jefe del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, un papel compartido en las cumbres que se celebren en España durante su semestre de presidencia de la UE, que comenzará el próximo 1 de enero.

Zapatero y Van Rompuy mantuvieron una reunión en Bruselas antes de que ambos participasen en la última cumbre europea que se celebra bajo presidencia sueca.

Esa entrevista sirvió para coordinar la actuación de Zapatero como próximo presidente semestral de la Unión Europea, y la de Van Rompuy como primer presidente estable de los Veintisiete en aplicación del Tratado de Lisboa.

El hecho de que este tratado, que entró en vigor el 1 de diciembre, vaya a ir aplicándose durante la presidencia española otorga a ésta un papel destacado en la transición entre el modelo actual y el antiguo.

Esa es la opinión que compartieron Zapatero y Van Rompuy en su reunión, según fuentes del Gobierno español y de la presidencia de la UE.

A la espera de que el presidente estable de la UE exponga sus planes al Consejo Europeo y de que de ello hable con más detenimiento con Zapatero el 15 de diciembre cuando visite Madrid, los dos tendrán un papel destacado en las cumbres que se realicen el próximo semestre en España.

Es el caso, por ejemplo, de las que ya tienen fecha y lugar de celebración entre la UE y terceros países, como la que reunirá a los líderes europeos con los de América Latina y Caribe (en mayo en Madrid), con los de la otra orilla del Mediterráneo (en junio en Barcelona) o con el presidente de Estados Unidos, Barack Obama (en mayo en Madrid).

También se aplicará ese coprotagonismo en los encuentros previstos en España a lo largo del semestre con Marruecos, México o Egipto.

La intención es que, en el futuro, todas estas reuniones de alto nivel, cuando el anfitrión sea la Unión Europea, se organicen en Bruselas.

Por su parte, es previsible que las cumbres de la UE con otros países que se celebren el próximo semestre fuera del territorio comunitario tengan como representante principal a Van Rompuy junto al presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, y que Zapatero, según las fuentes citadas, no acuda a alguna de ellas.

Además de hablar con el presidente estable de la UE, Zapatero aprovechó hoy su presencia en el Consejo Europeo para conversar con otros jefes de Estado y de Gobierno de las prioridades de la presidencia española.

La cumbre de Bruselas analiza, entre otros asuntos, la situación económica y la postura de la UE en la lucha contra el cambio climático.

Zapatero confirmó que España aportará 300 millones de euros en los próximos tres años (2010-2012) para ayudar a los países en desarrollo a adaptar sus economías a modelos que sean más respetuosos con el medioambiente, asunto central de la cumbre que se celebra en Copenhague.

A falta de concretar la cifra que aportarán los socios europeos, la UE estima que serán necesarios entre 5.000 y 7.000 millones de euros anuales a escala mundial para facilitar esta ayuda a los países con menos recursos.

Además del esfuerzo económico, el compromiso de la UE es reducir sus emisiones de gases de efecto invernadero en un 20 por ciento para 2020 respecto a los niveles de 1990, aunque mantiene la puerta abierta a llegar al 30 por ciento si otros países también lo hacen.

Ante la proximidad de su presidencia semestral, España ha instalado un punto de información en el edificio del Consejo Europeo para empezar a divulgar las actividades más importantes previstas en su mandato.

El principal reclamo es la presentación de la página web (www.eu2010.es), ya operativa en español, inglés y francés y con contenidos en catalán, euskera y gallego.

No faltan folletos turísticos en varios idiomas sobre las ciudades y comunidades autónomas que van a acoger los encuentros.