Público
Público

0-5. Ronaldinho se suma a la fiesta de Brasil, que se pasea hasta cuartos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Ronaldinho, autor de dos goles, se sumó hoy a la fiesta de Brasil, que se aseguró su presencia en cuartos al derrotar con contundencia (0-5) a una roma y timorata Nueva Zelanda, que no fue rival y ante la que le bastó jugar en segunda velocidad para imponerse con suficiencia.

La "canarinha" resolvió el encuentro con dos fogonazos en la primera parte que, por cierto, fueron las únicas acciones que merecieron el calificativo de ocasiones de gol, mientras que en la segunda, los cariocas recibieron la alegría del regreso de Ronaldinho a tareas goleadoras.

El seleccionador carioca, Dunga, que apostó de nuevo por Breno para el eje de la defensa en vez del renqueante Thiago Silva, había arengado a sus jugadores para que mejorasen "en todo" ante Nueva Zelanda con relación a las prestaciones ofrecidas en el partido inaugural ante Bélgica.

Pues bien, el técnico de Río Grande del Sur tendrá que esperar al menos una jornada más para calibrar los progresos de la "verdeamarelha", ya que a los oceánicos ni se les vio sobre el césped del Estadio Olímpico de Shenyang.

El partido arrancó de un modo inmejorable para Brasil, que a los dos minutos de juego ya se colocó por delante gracias a una buena acción de Alexandre Pato, que cedió en profundidad a un desmarcado Anderson para que el centrocampista del Manchester United, tras intentarlo por abajo, enviara el balón, al segundo intento y con la cabeza, a las mallas de la portería de Spoonley.

El gol, sin embargo, apenas varió el planteamiento de Nueva Zelanda, metida atrás y con sus diez hombres por detrás del balón en la mayoría de las posesiones de los cariocas, que, a base de tocar y tocar, siguieron controlando el encuentro sin demasiado esfuerzo, aunque con dificultades para acercarse a los pobladísimos dominios oceánicos.

Nada varió con el paso de los minutos y el partido fue tornándose aburrido, con una "canarinha" que se estrellaba contra la muralla oceánica y una Nueva Zelanda que apenas traspasó la línea divisoria en toda la primera parte, en la que Renan fue un mero espectador más.

Vista la poca ambición y capacidad ofensiva neozelandesa, Alexandre Pato, en el minuto 32, fue el encargado de sentenciar el encuentro y despertar momentáneamente al público al cabecear certeramente un buen envío desde la izquierda de Marcelo, el más activo y mejor de Brasil en los primeros 45 minutos.

El preparador neozelandés, Stu Jacobs, intentó variar el guión en la reanudación introduciendo de salida dos hombres con más mordiente, Draper y Jenkins, pero no fue más que una ilusión que Ronaldinho, en el minuto 54, borró de un plumazo al materializar una falta directa por bajo y desde el flanco derecho de Spoonley.

El de Porto Alegre, no muy entonado hasta entonces, se animó con el gol y seis minutos después logró el cuarto para Brasil tras anotar un penalti cometido sobre él mismo.

La media hora restante sobró dada la superioridad brasileña sobre el terreno de juego y en el marcador, y sólo Ronaldinho, que lo volvió a intentar a balón parado en el minuto 72, puso con sus acciones algo de picante a una recta final del duelo en el que Dunga aprovechó para comprobar "in situ" las evoluciones de hombres como Ilsinho, Thiago Neves y Rafael Sobis, que hizo el quinto de la "canarinha" en el descuento al batir a Spoonley en su salida.

Brasil cerrará la primera fase del torneo olímpico el miércoles ante China en Qinhuangdao, un partido en el que intentará certificar un primer puesto del Grupo C que podría meterse en el bolsillo hoy mismo si China y Bélgica empatan en el partido que disputarán a partir de las 19.45 horas (11.45, hora GMT).

Alineaciones:

0. Nueva Zelanda: Spoonley; Scott (Ellenson, m.61), Hogg, Nelsen, Boxall; Peverley, Elliott, Henderson, Brockie, Van Rooyen (Draper, m.46); y Killen (Jenkins, m.46).

5. Brasil: Renan; Rafinha (Ilsinho, m.65), Breno, Álex Silva, Marcelo; Hernanes, Anderson, Lucas (Thiago Neves, m.71), Diego (Rafael Sobis, m.71), Ronaldinho; y Alexandre Pato.

Árbitro: el francés Stephane Lannoy, auxiliado en las bandas por sus compatriotas Eric Dansault y Frederic Cano. Amonestó al neozelandés Brockie (m.43).

Goles: 0-1: Anderson, m.2; 0-2: Alexandre Pato, m. 32; 0-3: Ronaldinho, m.54; 0-4: Ronaldinho (p.), m.60; 0-5: Rafael Sobis, m.92.