Público
Público

Un roquero cubano es multado por "desobediencia"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Un roquero cuyas canciones han ridiculizado al Gobierno cubano fue multado el viernes por"desorden público", después de que los fiscales rebajaran una acusación por "peligrosidad" por la cual podría recibir unasentencia de hasta cuatro años en prisión.

Gorki Aguila, de 39 años, fue condenado a pagar 600 pesos cubanos (unos 20 euros) por tocar con un volumendemasiado elevado durante un ensayo, dijo su padre Luis Aguila.

El roquero de pelo enmarañado fue arrestado el lunes mientras su banda "Porno para Ricardo" terminaba su últimodisco.

Aguila, que llegó esposado al tribunal, fue puesto en libertad después la audiencia.

"Me han orquestado una treta. Tenían el plan de meterme preso (...) Ellos, a toda vista, quieren darme una lección,silenciar a mi grupo", dijo el músico en su casa tras ser liberado.

Aguila atribuyó la reducción de los cargos a la repercusión que tuvo su detención en la prensa internacional.

Su detención se diseminó por distintos blogs. Diplomáticos occidentales, periodistas extranjeros, una decena de amigosy algunos miembros del Gobierno lo esperaban el viernes cuando llegó al tribunal, al que la prensa no tuvo acceso.

Las canciones de Aguila han criticado ferozmente el Gobierno comunista de Cuba y sus líderes Fidel y Raúl Castro.

El Gobierno no ha hecho declaraciones sobre el caso.

Los discos de la banda están prohibidos en Cuba pero las copias circulan de mano en mano.

Ciro Díaz, un guitarrista de la banda, dijo que le informaron de que el Gobierno consideraba que Aguila era un"antisocial" porque "no votó, no iba a las reuniones del Comité de Defensa de la Revolución e hizo canciones en contradel sistema cubano".

El cargo de "peligrosidad" es aplicado a las personas que las autoridades consideran que podrían cometer crímenes ypuede incluir acusaciones de embriaguez constante, adicción a las drogas y comportamiento antisocial.

Aguila fue enviado a prisión anteriormente bajo cargos de adicción a la drogas, que, según dijo, fueron el resultado deuna trampa del Gobierno cubano.

La ilegal pero tolerada Comisión de Derechos Humanos de Cuba dijo en una investigación preliminar que Aguila no hacometido crimen alguno y pidió que el caso fuera cancelado.

"Esto me parece una farsa judicial (...) Parece que se arrepintieron de acusarlo de peligrosidad social predelictiva", dijoElizardo Sánchez, el presidente del grupo, a periodistas.

Un reciente informe de la Comisión dice que en Cuba hay 219 presos políticos y que las detenciones por corto plazo deopositores aumentaron dramáticamente en la primera mitad del 2008.