Público
Público

Rosa Díez achaca la crisis que atraviesa UPyD a su crecimiento

La dirección impide a los críticos acceder a la reunión del Consejo Político

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

'El nuestro es un partido político joven, y en todas las organizaciones jóvenes hay crisis de crecimiento'. La portavoz de Unión Progreso y Democracia, Rosa Díez, respondía ayer así a la pregunta de si su partido sufre una crisis interna después de que, en los últimos días, varios de sus afiliados abandonaran la formación y de que la dirección suspendiera de militancia a 14 de sus miembros que denunciaron en un blog la 'falta de democracia interna'.

Díez defendió la transparencia y la correcta organización de UPyD. 'Eso que es la democracia lo aplicamos en nuestro partido, del que muchos ciudadanos esperan mucho y a los que no vamos a defraudar' apuntó. La política vasca eludió aclarar cuál será el recorrido de las sanciones impuestas a los 14 militantes, entre los cuales hay siete fundadores de la formación.

'Lo único que hemos hecho ha sido aplicar unas normas acordadas por todos y que se aplican a todos por igual', indicó. Asimismo, recordó que los sancionados 'pueden recurrir a la comisión de garantías' del partido, 'que posteriormente emitirá un informe en el que determinará si se les expulsa o no'.

UPyD celebró ayer su Consejo Político, en el que se determinaron las distintas ponencias que se discutirán en el primer congreso del partido en noviembre. A la reunión no pudieron acceder cinco de los consejeros críticos suspendidos a finales de junio.

Uno de ellos, el ex líder del partido en Aragón, Javier Carroquino, explicó que 'al no haber transcurrido el plazo de quince días para efectuar alegaciones, la suspensión cautelar no puede ser firme'. Por eso, exigió a la dirección que tanto a él como a los otros compañeros que participaron en el blog se les reponga en sus responsabilidades.

Gerardo Hernández Les, ex responsable de UPyD en Málaga, reiteró que sus discrepancias se deben a razones organizativas y no ideológicas o de liderazgo. 'Nuestra lealtad a Rosa Díez ha sido absolutamente fiel', aclaró.

Una de las exigencias que plantean los críticos es que, en el congreso, la nueva cúpula pueda ser elegida a través de listas abiertas. El Consejo Político negó ayer esta posibilidad, ya que optó porque todos los afiliados puedan presentarse a los cargos del partido, pero siempre que estén acompañados de un equipo cerrado.