Público
Público

Rosa Díez: "Si UPD no llega al Parlamento, mandarán los nacionalistas"

La presidenta del nuevo partido asegura que su aspiración en las próximas elecciones generales es llegar a formar un grupo parlamentario "clave en la forma de hacer política, que no de formar gobierno"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La responsable del Partido Unión, Progreso y Democracia (UPD), Rosa Díez, aseguró hoy que su aspiración en las próximas elecciones generales es llegar a formar un grupo parlamentario "clave en la forma de hacer política, que no de formar gobierno. Aunque a nadie le amarga un dulce es necesaria una tercera fuerza política", subrayó.

Díez auguró que, de no llegar a formar un grupo parlamentario del UPD y "ganara quien ganara" las elecciones generales, "mandarán los nacionalistas", algo que calificó de "malo" para España. A su parecer, IU es un "partido residual y de escasa presencia en el conjunto de España" para añadir que "hoy no hace el papel de defender los grandes pactos de Estado como hizo en su día el PCE".

De "espeso" tildó el actual panorama que se presenta ante las elecciones generales al explicar que el PSOE "ha perdido la principal seña que le caracterizaba de vertebrar España con sentido de responabilidad porque hoy pacta con los nacionalistas y lo llaman pactos de progreso".

En su opinión la gente "está harta de la política de confrontación entre el PSOE y el PP" y consecuencia de ese hartazgo de hacer política se "refugian" en la abstención o en el voto en blanco. Es este conjunto de votantes al que se dirige el UPD porque "es un partido abierto en toda España" y aventuró que se avecina un "cambio de ciclo que romperá con la actual tendencia del bipartidismo y se producirá un cambio en el pacto imperfecto" en alusión a los acuerdos que se alcanzan con los nacionalistas "que no creen en el Estado que defienden".

Columna vertebral 

Rosa Díez recordó los tres ejes sobre los que se asienta el UPD: regeneración democrática, revisión de la ley electoral y revisión de los techos competenciales.

La regeneración democrática supone "devolver a los ciudadanos el control de la política" para lo que se precisa modificar la legislación para que sean los ciudadanos los que "elijan directamente a los presidentes de las Comunidades Autónomas y que el voto ciudadano no se vea modificado por posteriores acuerdos de partidos", expuso como ejemplo Díez.

La modificación de la Ley electoral la argumentó en la necesidad de recuperar la igualdad desde la perspectiva del voto. Puntualizó que "no se trata de excluir a los nacionalistas, sino de que el voto ciudadano nacionalista valga igual que el de otro".

La revisión de los techos competenciales es "buena" desde la perspectiva de la equidad, dijo Díez para añadir que hay que pregunarse si tras 30 años las consecuencias del traspaso de competencias desde el Estado a las Autonomías "las consecuencias son positivas". Tras referirse expresamente a la Educación abogó porque esta competncia "vuelva al Estado con un pacto que primer la calidad".

Unidad fiscal 

Por otra parte, la máxima responsable de UPD se mostró partidaria de la "unidad fiscal", pero fue contundente al señalar que "hay que revisar al alza el cupo vasco y navarro". Díez argumentó esta propuesta al indicar que "Navarra aporta 640 millones de euros menos anuales al Estado y el País Vasco 2.060 millones". Para Díez esto es un "anacronismo" la nominación de derechos forales, pero lo que a su entender es "injusto" atañe a que las aportaciones que hacen al conjunto del Estado "no es un derecho, sino un privilegio y si apostamos por la igualdad hay que remover las leyes injustas".

Dimisiones en Barcelona

Díez restó importancia a la dimisión de los miembros del comité de UPD en Cataluña al señalar que "no hay tensión y hay que evaluar la verdadera importancia dentro de la estructura" al explicar que el comité del partido no tiene competencias políticas, sino que está integrado por voluntarios. Rosa Díez explicó que los dimisionarios son "un grupo de 8 ó 10 afiliados, que continúan afiliados, y que voluntariamente asumieron unas responsabilidades y ahora se van".

Reiteró que "no hay crisis en Cataluña. Simplemente el comité no se entendía con la coordinadora, que ahora buscarán otros voluntrios para integrar el comité".