Público
Público

Rosa Díez viaja a El Aaiún para ver a los hijos de Haidar

La activista saharaui les dice en una carta, enviada por la líder de UPyD, que se cuiden mucho

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La diputada de Unión, Progreso y Democracia (UPyD) Rosa Díez se desplazó hoy a El Aaiún para entregar una carta a la familia de la activista saharaui Aminetu Haidar, cuya huelga de hambre para volver a su casa está a punto de cumplir un mes, informó la plataforma que apoya a Haidar.

Díez se encontró esta semana con Haidar en el aeropuerto de Lanzarote, donde la activista se encuentra desde que el 13 de noviembre fuera expulsada por las autoridades marroquíes cuando se disponía a entrar en el Sáhara Occidental. Haidar, de 43 años, trasladó a la ex eurodiputada la preocupación que tenía por sus hijos, que residen en la capital de la ex colonia española, cuando ésta acudió al aeródromo de Guacimeta a expresarle su apoyo. La política española se ofreció para encontrarse con la familia de la saharaui.

La huelga de hambre de Haidar ha tensado las relaciones entre España y Marruecos, país que se anexionó la mayor parte de la ex colonia española en 1975, y ha hecho intervenir a distintas autoridades internacionales, entre ellas el secretario general de la ONU, Ban Ki-Moon, y la secretaria de Estado norteamericana, Hillary Clinton.

El ministro de Exteriores español, Miguel Ángel Moratinos, se reunirá el lunes con Clinton en Washington, donde muy probablemente abordarán la crisis creada por la situación de Haidar, que regresaba a El Aaiún tras recibir un premio en Nueva York en reconocimiento a su defensa de los derechos humanos.

La carta de Aminatu Haidar a sus hijos, enviada por Díez, expresa el cariño que les profesa: 'Cuidaos mucho', escribe de su puño y letra la activista saharaui. La misiva dice: 'A mis queridos Hayat y Mohamed y a mi querida sobrina Touta. Os quiero infinitamente y os echo mucho de menos. Cuidaos mucho. Vuestra mamá, que piensa a cada instante en vosotros. Os adoro hasta la locura. Aminatou'.

La activista saharaui ha reiterado a periodistas que la saludaron esta mañana cuando fue al cuarto de baño que seguirá hasta el final de la huelga si no se cumple su petición de volver a El Aaiún y ha confiado en que logre su objetivo a causa de la presión internacional.