Público
Público

Rosana dice que demostrará que es "absolutamente inocente" de plagio

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La cantautora española Rosana está convencida de que se demostrará que es "absolutamente inocente" de las acusaciones de plagio que enfrenta en Uruguay por su tema "Soñaré".

"Hay cosas que se tienen que defender en los juzgados. Ahí está y estoy convencida que demostraré que soy absolutamente inocente", dijo la intérprete canaria en una entrevista con Efe en la ciudad chilena de Viña del Mar, donde asiste al Festival musical en esa localidad como miembro del jurado.

La acusación de plagio se remonta al año 2005, cuando los músicos uruguayos Alberto Triunfo y Roberto Da Silva consideraron que la canción de Rosana "Soñaré" era un plagio de su popular canción "Uruguay te queremos ver campeón".

Ese tema fue compuesto con ocasión del Mundialito de Fútbol celebrado en Montevideo en 1980, y acabó convirtiéndose en una especie de himno de la selección uruguaya, que ganó ese campeonato, y permitió la venta de más de 100.000 discos en todo el país.

El litigio está en manos de la Justicia uruguaya, que encargó a un perito que analizara las dos canciones.

La semana pasada el especialista determinó que Rosana plagió la canción de los artistas charrúas, aunque la española no quiere adelantarse a los acontecimientos ni interferir en el proceso judicial.

"Eso lleva tiempo, está en el juzgado, creo en la justicia, y no quiero ni voy a hacer juicios en paralelo", matizó Rosana

Pero para la isleña no todo son dolores de cabeza. Consciente de la tormenta en forma de crisis que azota España, la cantautora se encuentra en un periodo de su carrera en el que ha elevado el tono de su vertiente más reivindicativa para dar la bienvenida a un nuevo mundo que suplante la injusticia actual.

"Que la gente diga lo que siente y sienta que debemos desoxidar esta rotación que llevamos desde hace rato, me parece fantástico", señala en una clara alusión al movimiento de los "indignados" que se erigió en España el año pasado.

Sin embargo, por las venas de la artista de 47 años, además de la experiencia de cerca de veinte años de una dilatada carrera, corren altas dosis de optimismo que, según confiesa, es algo que siempre ha permanecido perenne en su personalidad.

Ha sido precisamente este positivismo el que, entre otros aspectos, ha querido plasmar en su sexto disco de estudio, "Buenos días mundo", publicado el pasado noviembre y con el que pretende sacudir y poner en duda un modelo de sociedad que, en su opinión, necesita un cambio.

"Este disco es un saludo y un revulsivo más en relación al mundo que espero y que deseo que pongamos todos en pie. No es un saludo del mundo que hay, es un saludo al mundo en el que creo", enfatiza.

Estas reflexiones las elabora bajo la brisa del océano Pacífico que refresca la costa chilena, donde Rosana se ha instalado para convertirse durante unos días en miembro del jurado del Festival de Viña del Mar, el certamen musical más importante de Latinoamérica.

"Lo de ser jurado lo llevo francamente mal porque me resulta difícil separar la parte profesional de los chavales de lo que son sus propios sueños, de sus propias ilusiones", resalta.

Rosana aprovechará su estancia en Viña del Mar parar ofrecer, el próximo domingo, un concierto de una hora de duración en el que presentará su último trabajo, además de interpretar algunos de sus míticos temas de "Lunas Rotas", el álbum con el que saltó a la fama en 1996.