Público
Público

Rosell aboga por "olvidar para siempre" los salarios fijos ligados a la inflación

El presidente de la CEOE reclama un contrato indefinido con 20 días de indemnización por año trabajado

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El presidente de la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE), Joan Rosell, vuelve a insistir en una vieja reivindicación de la patronal: 'olvidar para siempre' los salarios fijos ligados a la evolución de la inflación y vincularlos a la productividad.

'Nos debemos de olvidar de los salarios fijos indexados para siempre, tiene que ser variables', sostuvo Rosell, durante su intervención en un curso organizado por la Asociación de Periodistas de Información Económica (APIE) en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP).

El presidente de la patronal afirmó que ligar los sueldos al IPC es una 'antigualla' y se preguntó 'qué tienen que ver los precios de los carburantes con los salarios'. Rosell defendió vincular los salarios a la productividad teniendo en cuenta criterios como la movilidad geográfica, el absentismo laboral y al negocio empresarial, entre otras. Si bien, reconoció que la productividad es un 'concepto muy complicado'.

'¿Qué tienen que ver los precios de los carburantes con los salarios?'

Rosell apuntó que si se reduce el índice de absentismo laboral cabría la posibilidad de que el empresario repercutiese esa mejora en el salario variable del trabajador. El portavoz de la CEOE cifró su coste económico en el 1% del PIB y resaltó el elevado índice en el sector público, de hasta el 30%.

'Desde el mundo empresarial no queremos gente que defraude no pagando Seguridad Social, ni que haya gente que teniendo que ir a trabajar, no va y pone todas las pegas del mundo y que no son lógicas', sostuvo Rosell, partidario de que las Mutuas y el Instituto Nacional de Seguros (INS) colaboren eficazmente para reducir los porcentajes de absentismo.

Por otro lado, el presidente de la patronal reclamó el abaratamiento del despido —también reivindicado hace tiempo— con el establecimiento de un contrato indefinido 'en clave europea' con una indemnización por despido de 20 días por año trabajado, así como una reducción del número de tipos de contratos, ya que en la actualidad existen 43 tipos diferente y con media docena 'habría suficiente'.

'Hemos de acabar con la dualidad de los que tienen todos los derechos del mundo y de los que no tienen ninguno'

Además, Rosell incidió en que el coste del despido no es el leitmotiv de la patronal, y añadió que no es el tema estrella ni mucho menos, pero apuntó a que forma parte de los cambios para que los empresarios pierdan el miedo a contratar.

'Tenemos que cambiar la legislación actual para que incentive y favorezca la contratación, para que los empresarios no tengan miedo a contratar. La administración no va a crear empleo en el futuro, la clave son las empresas pequeñas', argumentó.

En este contexto, Rosell defendió la creación de incentivos para la contratación por parte de los empresarios, así como que los contratos que se formalicen en el futuro ofrezcan a los trabajadores más amparo que los contratos basura que existen. 'Hemos de acabar con la dualidad de los que tienen todos los derechos del mundo y de los que no tienen ninguno', concluyó.