Público
Público

Rosell, el candidato más firme a suceder a Díaz Ferrán

El presidente de la patronal catalana reúne el perfil de hombre de consenso, se lleva bien con PP y PSOE y acepta presentarse

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La factura telefónica les va a salir este mes por un pico a los vicepresidentes de la CEOE. Después de tanto tiempo buscando la fórmula más diplomática para levantar a Gerardo Díaz Ferrán del asiento de la presidencia y de lograr el pasado lunes que este se supiese tan solo que aceptara convocar elecciones, todo el mundo se puso ayer a tantear los apoyos que podría recabar cada teórico candidato. Hervían los teléfonos. Al final del ajetreado día, el más firme candidato era el actual presidente de la patronal catalana Foment del Treball, Joan Rosell.

Rosell cumple todos los requisitos que plantean algunos de los que mueven los hilos en la búsqueda de un candidato de consenso para la presidencia. Se lleva bien con socialistas y populares, tiene amistades relevantes en el Ejecutivo, como la del todavía ministro de Trabajo, Celestino Corbacho, estaría bien visto por poderes fácticos, como La Caixa, y es empresario. Por otro lado, fuentes de Foment del Treball aseguraron a este periódico que Rosell estaría dispuesto a dar un paso al frente, después de que sean convocadas formalmente las elecciones el 20 de octubre y siempre y cuando hubiera un consenso mayoritario en torno a su figura.

Santiago Herrero, otro de los posibles candidatos, es visto con recelo por el PP

Las mismas fuentes reconocieron que a Rosell le beneficia que 'conoce bien la CEOE, le conocen bien allí y tiene recorrido porque todavía es joven'. Como remate, tiene 'muy buena relación' con Arturo Fernández, presidente de la patronal madrileña CEIM, concuñado de Díaz Ferrán y cuya opinión se considera crucial.

'La CEIM y Foment son lo más parecido a la CEOE, y haber presidido una de las dos puntúa a favor,' añadieron. De hecho, de los tres presidentes de la CEOE, el primero procedía de Foment (Carlos Ferrer Salat) y el tercero de la CEIM (Díaz Ferrán). El propio Arturo Fernández reconocía ayer que Rosell le cuadraba como candidato, aunque haya otros.

Los principales obstáculos que puede encontrarse Rosell en su carrera hacia la presidencia serían haber sonado demasiado, según comentaban otras fuentes de la CEOE, y estar inmerso en el proceso electoral que vive Foment.

Díaz Ferrán ha empezado a tantear si tiene apoyos para presentarse

La patronal catalana celebrará elecciones el 18 de octubre, dos días antes de la fecha prevista para que Díaz Ferrán convoque elecciones a la CEOE. Rosell se enfrenta en Cataluña a Joaquim Boixareu, presidente de Irestal Group y quien ayer ya exigía públicamente que Rosell confirme si se presentará a las elecciones de la CEOE. Es la forma de saber si se marchará de Foment al poco de su reelección. En la patronal catalana no ven problema. Comentan que Rosell 'está convencido de que tiene la reelección asegurada. Si debe irse a Madrid, la junta directiva de Foment nombraría un sustituto de consenso y ya está'.

A la espera de la decisión de Arturo Fernández de si se presenta, el otro gran candidato que se ha barajado es el presidente de la Confederación de Empresarios de Andalucía, Santiago Herrero. Algunos de sus más firmes apoyos, entre los que estaría la patronal vasca Confebask, esperan que se postule oficialmente. El mayor impedimento para Herrero es la antipatía que despierta en el PP (le reprochan una excesiva proximidad a la Junta de Andalucía), un obstáculo que puede ser insalvable.

La tercera de las opciones es la de un candidato de las agrupaciones sectoriales, algunas de las cuales han jugado un papel crucial en este proceso por su intención de quitar el asiento de la presidencia a las territoriales, mucho más politizadas. El nombre que más ha sonado es el del presidente de la patronal de las telecomunicaciones (Aetic), Jesús Banegas. Este, sin embargo, no ha hecho públicas sus intenciones. Algunos vicepresidentes descartan que lograse los apoyos suficientes.

A quien nadie descarta todavía como candidato es al propio Díaz Ferrán que, pese a haberse visto forzado a convocar elecciones para atajar el descrédito que su gestión empresarial está provocando en la CEOE, ayer empezó a hacer llamadas para conocer los apoyos con los que cuenta, según fuentes de la patronal.

Otros nombres que han sonado fueron rápidamente descartados. Es el caso del ex presidente de Endesa y ex diputado del PP Manuel Pizarro o del presidente de Mercadona, Juan Roig. Los estatutos de la CEOE obligan a contar con los apoyos de una veintena de las 230 agrupaciones representadas para ser candidato. 'Lograrlo sin presidir una de esas agrupaciones es prácticamente imposible', añaden dichas fuentes.