Público
Público

Rosell gana con amplia mayoría la presidencia del Barcelona

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Sandro Rosell será el próximo presidente del Barcelona después de ganar con amplia mayoría las elecciones del club realizadas el domingo, informó el campeón del fútbol español en su sitio en Internet (www.fcbarcelona.com).

El empresario, de 46 años, sustituirá a Joan Laporta, que dejará el cargo a final de este mes, después de ganar con poco más del 61 por ciento de los votos a los candidatos Agustí Benedito, Marc Ingla y Jaume Ferrer.

Rosell recogió 35.021 votos, la cifra más alta jamás conseguida en la historia del club en una participación récord en la que Ferrer, el preferido de Joan Laporta, quedó en último lugar.

"Seré el presidente de todo el mundo. Sé que es un cargo con un gran nivel de responsabilidad. No os fallaré", dijo Rosell en rueda de prensa.

Rosell ha logrado el respaldo mayoritario de los socios azulgranas a pesar de que Laporta ha presidido uno de las etapas más exitosas del club desde que asumió la presidencia en 2003, un periodo en el que se han ganado dos Copas de Europa, cuatro títulos de Liga y una Copa del Rey.

Rosell era el favorito desde el principio y se distanció del actual equipo directivo, después de su dimisión del club en 2005 tras dos años como vicepresidente.

Se le atribuye el fichaje de Deco y Ronaldinho antes de renunciar por desavenencias con Laporta.

Rosell gestiona su propia empresa de marketing deportivo, a la que ha dicho que renunciará, y en el pasado fue director de Nike para España y Portugal.

El presidente número 39 del Barcelona ha dicho que ofrecerá al entrenador Pep Guardiola un contrato de seis año y que le gustaría convertirlo en el Alex Ferguson del Barça.

También ha dicho que sustituirá a Txiki Begiristain como director deportivo y que renovará el Nou Camp, aunque descarara los planes elaborados con el arquitecto Norman Foster bajo el mandato de Laporta.

Todos los candidatos eran partidarios de fichar al centrocampista del Arsenal Cesc Fábregas, aunque Rosell ha advertido que no lo hará a cualquier precio.