Publicado: 17.12.2013 14:06 |Actualizado: 17.12.2013 14:06

A Rosell le preocupa que los empresarios catalanes estén "virando" hacia el soberanismo

El presidente de la CEOE alerta sobre lo que entiende un distanciamiento entre la sociedad española y catalana

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Al presidente de la CEOE, Juan Rosell, le preocupa que los empresarios catalanes, al igual que la sociedad catalana en su conjunto, estén virando hacia "cierto soberanismo", situación que la patronal ve con "enorme preocupación".

"La sociedad catalana, y los empresarios catalanes no son extraterrestres, está virando su posicionamiento hacia cierto soberanismo y eso es preocupante", ha subrayado Rosell en un encuentro con los medios, tras señalar que los empresarios catalanes se encuentran ante la tesitura de anteponer los intereses de sus compañías a su opinión política y social.

"Los empresarios también han variado su opinión (más a favor del proceso soberanista), pero tienen una responsabilidad con sus accionistas, sus trabajadores, sus clientes y sus proveedores, y tienen que decidir si prevalece su opinión política o su opinión acerca de su empresa, eso va a ser una disyuntiva, y espero que se calme el mensaje y se reconduzcan las cosas", subrayó.

Según Rosell, las encuestas del año 2010 mostraban que el sentimiento soberanista representaba el 20% de la población catalana, cifra que prácticamente se ha duplicado. Además, el distanciamiento de la sociedad catalana de la sociedad española también se está produciendo ahora en sentido inverso, asegura. "Este distanciamiento me preocupa muy mucho", llegó a decir. El presidente de la patronal no precisó qué votaría en la consulta

A su parecer, estos hechos son "tan graves" que pueden provocar tensiones "de todo tipo y manera", por lo que hace falta una política "con mayúsculas". Según Rosell, es "urgente" rehacer los puentes y la CEOE hará todo lo posible para que los políticos hablen e intenten reconducir la situación.

Pese a la gravedad, el presidente de la patronal, que no precisó qué votaría en caso de que finalmente se celebrara el referendum, ha asegurado que la CEOE no está detectando ningún boicot a los productos catalanes por parte de la sociedad española ni ninguna deslocalización de empresas catalanas o españolas ante el proceso soberanista.

Aunque quiso dejar claro que los empresarios "no se van a meter a política", Rosell indicó que el proceso independentista que han planteado la mayoría de los partidos políticos es "importante" y debe "considerarse", ya que se trata de un tema "preocupante" y, por tanto, "urge" la necesidad de aplicar una "política con mayúsculas".