Público
Público

Rosell y Galliani, otra vez reunidos para decidir el futuro de Ibrahimovic

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El presidente del Barcelona, Sandro Rosell, y el vicepresidente del Milan, Adriano Galliani, han entrado poco después de las 12.00 horas en las oficinas del Camp Nou para proseguir las negociaciones sobre el futuro del sueco Zlatan Ibrahimovic, pretendido por la entidad italiana.

En las oficinas del FC Barcelona, Rosell no ha querido hacer ninguna declaración, no así el representante del Milan, quien no ha querido dar mayor trascendencia a las declaraciones que efectuó anoche el jugador sueco en el Camp Nou, cuando aseguró que no se habla con el entrenador, Pep Guardiola.

Los dos altos mandos del Barcelona y el Milan ya trataron el futuro de Ibrahimovic ayer en una comida de hermandad y posteriormente en las oficinas del club catalán, sin llegar a un acuerdo sobre el jugador.

La negociación está estancada, porque no se ponen de acuerdo respecto de si es una cesión por un año o un traspaso, y las cantidades económicas para cerrar este acuerdo. Durante los últimos días, el Milan se ha mantenido inflexible acerca de que la ficha del jugador es muy alta (doce millones de euros) y que por ello en el caso de un traspaso el Barcelona no debería ser muy exigente.

El Barça pagó el año pasado algo más de 40 millones de euros, más unos 20 en que se tasó a Samuel Eto'o, por lo que a la entidad catalana le quedaría una cantidad importante para amortizar.

Dada la contundencia en las declaraciones de Ibrahimovic anoche, todo apunta a que los dos equipos se tendrán que poner de acuerdo para la salida del jugador, aunque Guardiola también advirtió que en el caso de que se debe quedar, hará un esfuerzo para "recuperarlo", señaló.