Público
Público

Rosetta recibe el último impulso gravitatorio en su viaje al cometa Gerasimenko

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La sonda europea "Rosetta" realizó hoy con éxito su tercer y último acercamiento a la Tierra para obtener el impulso gravitatorio que necesita para proseguir su encuentro con el cometa 67/P Churyumov-Gerasimenko en 2014.

Los científicos de la Agencia Espacial Europea (ESA) informaron hoy desde el centro de operaciones en la ciudad alemana de Darmstadt que el "cazador" europeo de cometas se aproximó como previsto a la Tierra alcanzando su distancia más corta las 07.45 GMT.

La nave fue captada por el centro de observación ESA al sur de la isla indonesia de Java a una altitud de 2.481 kilómetros y a una velocidad respecto a la Tierra de 13,43 kilómetros por segundo.

La maniobra de asistencia gravitatoria había sido planeada, se realizó de forma automática y en comunicación directa con la Tierra a través de la estación New Norcia de la ESA.

El éxito de la operación se confirmó a las 08.05 GMT, cuando los controladores restablecieron el contacto con Rosetta a través de la estación de la ESA en Maspalomas, Islas Canarias (España).

Según los científicos de ESA, que aprovecharon este tercer y último acercamiento de la nave a la Tierra para hacer nuevas mediciones instrumentales, la nave recibió un impulso de 3,6 kilómetros por segundo.

Rosetta es la primera misión designada para seguir la órbita y aterrizar en un cometa, lo que permitirá a los científicos obtener más información sobre los orígenes del Sistema Solar y claves para entender la aparición de la vida en la Tierra.

La sonda inició su viaje el 2 de marzo de 2004 y desde entonces ha recorrido unos 4.500 millones de kilómetros de los 7.100 millones que le separan de su destino, el cometa 67P/ Churyumov Gerasimenko.

El jefe de la misión, Gerhad Schwehm, explicó hoy que hasta ese momento, Rosetta debe superar dos momentos decisivos y fascinantes.

Tras el impulso gravitatorio recibido hoy, la sonda se dirigió al asteroide Lutetia, un cuerpo de casi 100 kilómetros de diámetro.

Por comparación, el asteroide Steins, del que Rosetta envió imágenes a la Tierra en marzo de 2006 -en septiembre de 2008 se acercó hasta una distancia mínima de 800 kilómetros-, tiene un diámetro de 4,6 kilómetros.

Los científicos de ESA proyectaron en esta misión excursiones a Stein y Lutetia por ser los más importantes de las órbitas de Júpiter y Marte.

Schwehm adelantó que una vez que se produzca el acercamiento a Lutetia, el 10 de julio del año próximo, la sonda europea pondrá rumbo final al cometa.

"Eso nos obligará a una corrección de la órbita, a introducir un cambio en la trayectoria. Será un momento clave pues la maniobra se efectuará a una velocidad de 700 metros por segundo", adelantó el científico.

El siguiente desafío será la travesía de Rosetta por una zona gris, una hibernación espacial profunda que comenzará a mediados de 2011 y concluirá en la primavera de 2014.

"Es ese tiempo, casi dos años y medio, perderemos todo contacto con la sonda y muchos de sus instrumentos serán desconectados. Rosetta permanecerá en modo automático y nosotros a la espera de que su despertador suene una vez despierte de la hibernación", declaró Schwehm.

Si la sonda europea sobrevive, en noviembre se producirá el esperado encuentro con el cometa, cuya orbita recorrerá antes de posarse sobre su superficie.

Rosetta lleva a bordo un pequeño robot, el "Philae", dotado con diez instrumentos adicionales que permitirán un estudio detallado del cometa, que en ese momento se encontrará a una distancia de 450 millones de kilómetros del Sol y a otro tanto de la Tierra.

Pero el proyecto de ESA, que ha invertido en el mismo 1.000 millones de euros, no acaba ahí.

Schwehm recordó que si todo transcurre como deseado, Rosetta acompañará al 67/P Chrurymov-Gerasimenko en su acercamiento al Sol con la esperanza de captar cómo el cometa forma su cola.