Público
Público

Rossi gana la batalla contra el cronómetro a Lorenzo pero acaba por los suelos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El italiano Valentino Rossi (Yamaha YZR M 1) le acabó ganando la batalla contra el cronometro y contra su propio compañero de equipo, el español Jorge Lorenzo (Yamaha YZR M 1), en los entrenamientos oficiales del Gran Premio de la República Checa de MotoGP que se disputará en el circuito de Brno y en los que acabó por los suelos.

Fue tal la presión que le quiso meter Rossi a Lorenzo en estos entrenamientos oficiales que al final sucumbió a sus intenciones al rodar por los suelos al poco de haber entrando en boxes por última vez para volver al calzar un neumático trasero blando en su Yamaha.

Hasta ese momento el más rápido durante casi todos los entrenamientos había sido Jorge Lorenzo, quien prefirió calzar neumáticos más duros en su Yamaha y con esa configuración encadenó una serie de vueltas rápidas en 1:56 verdaderamente espectacular y con mucha más asiduidad que cualquiera de sus rivales.

Apenas comenzaron los entrenamientos Lorenzo ya logró rodar en 1:57.4, registro al que encontró rápida réplica de Rossi, que paró uno de sus mejores tiempos en 1:57.2, pero el primero en bajar el umbral de ese segundo, el 57, fue el piloto de Mallorca, que marcó un 1:56.835 que supuso en inicio de una secuencia ininterrumpida de registros que no pudo contrarrestar ninguno de sus rivales.

Aún con todo, por unos instantes dio la impresión de que Daniel Pedrosa se iba a meter en la lucha entre los dos pilotos de Yamaha al marcar un tiempo de 1:56.528, pero a partir de ese momento fueron en primer instancia Lorenzo y después Rossi, los que protagonizaron una vertiginosa lucha por la mejor posición de la formación de salida para la carrera checa.

Lorenzo trabajó durante buena parte de los entrenamientos para conseguir un buen ritmo de carrera y por los registros que protagonizó, todo apunta a que lo consiguió y para ello llegó a bajar hasta un 1:56.195 que le dejaba a cuatro milésimas de segundo del récord de Valentino Rossi con la Yamaha de 990 c.c., mecánica mucho más potente, que empleó el italiano en 2006.

Sin embargo, ese fue el tope de Lorenzo, que empleó para ello un neumático mucho más duro que el de Rossi, quien aprovechó, como habitualmente, los últimos minutos de los entrenamientos para situarse al frente de clasificación y, de paso, batir su propio récord al situarlo en 1:56.145.

Fue entonces cuando Rossi decidió volver a entrar en boxes a cambiar el neumático trasero y forzar aún más a sus rivales, pero fue tal la presión que les quiso meter que al final el error lo protagonizó él, perdiendo adherencia en la rueda delantera de su Yamaha y rodando así por los suelos.

La caída fue bastante limpia pero la mano derecha del italiano se quedó unos instantes bajo la moto, aunque al parecer sin consecuencias físicas para su integridad, pero seguramente con la moral herida tras el error cometido, que no le impedirá salir desde la mejor posición de la formación de salida, por delante de Jorge Lorenzo y Daniel Pedrosa.

Como Lorenzo, Daniel Pedrosa también cuajó unos sensacionales entrenamientos, como otro de los pilotos de Honda, el manresano Toni Elías, quien ya sabe que no tendrá un sitio en la escudería de Fausto Gresini la próxima temporada y eso le ha obligado a esforzarse al máximo para intentar encontrar un hueco en MotoGP el próximo año.

Así, Elías consiguió sorprender a todos con el cuarto mejor tiempo, por delante de no pocos pilotos oficiales de la categoría, lo que se puede considerar un resultado excepcional.