Público
Público

Rouco augura la desaparición de las sociedades por el aborto

El presidente de la Conferencia Episcopal vuelve arremeter contra la ley del aborto y critica la inmigración

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El presidente de la Conferencia Episcopal, Antonio María Rouco, ha vuelto a arremter contra la nueva ley del aborto, asegurando que las sociedades europeas, incluida la española, han entrado en el 'sendero fatal de un radical no a la vida', pero están 'ciegas' sobre las consecuencias que esto tendrá para su misma pervivencia física.

El cardenal arzobispo de Madrid ha arremetido contra las teorías socio-biológicas que 'evocan el nacional-socialismo' al negar el carácter específico de la vida humana, incluso que los recién nacidos sean personas por carecer de conciencia o defienden que una cría sana de simio tiene más derecho a vivir que un feto y hasta un bebé con alguna tara psíquica o física.

'Lo más triste -ha lamentado- es que ésta antropología radicalmente materialista haya encontrado un caldo cultural y político de cultivo en las sociedades europeas postmodernas, erosionando el propio sistema jurídico del Estado de Derecho, fundamentado en el carácter prepolítico de los Derechos Humanos'.


En la conferencia 'La esperanza de nuestra cultura tiene nombre: vida humana', Rouco ha señalado que el proceso de envejecimiento que arrastran las sociedades europeas desde hace casi cuatro décadas está acelerando su 'desaparición' como expresión cultural propia e inconfundible, más en tiempos de crisis.

'España no es una excepción -ha añadido-, incluso se ha puesto de algún modo a la cabeza en algunos de los más decisivos factores socio-políticos y jurídicos subyacentes a la crisis'.

La inmigración es una solución sociológicamente 'precipitada y muy corta de vista, muy interesada y egoísta en el fondo', pues no resuelve a medio plazo los problemas económicos ni sociales 'ni despeja el peligro cierto de la desaparición de nuestra cultura -ha señalado-, que se quedaría sin fuerza física ni vigor moral para sostenerse'.