Público
Público

Rouco defiende la "dignidad inviolable" del ser humano desde su concepción

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

"Todo ser humano, desde el momento de su concepción hasta su muerte, es sujeto de una dignidad inviolable", ha afirmado hoy el cardenal arzobispo de Madrid, Antonio María Rouco Varela, en la misa con motivo de la festividad de la patrona de la capital, Santa María la Real de la Almudena.

En su homilía, Rouco Varela ha asegurado que "la Virgen de La Almudena ha mantenido y mantiene a los madrileños en el camino de la verdad de Dios y, así, en el camino de la verdad del hombre".

Por eso, "para los cristianos madrileños estuvo siempre claro: todo ser humano, desde el momento de su concepción hasta su muerte, es sujeto de una dignidad inviolable" y eso tiene una "consecuencia ética incontestable: a todo hombre, por muy insignificante, minúsculo, enfermo, débil, avejentado que esté, se le debe un respeto personal y social sin condiciones", ha dicho.

Rouco ha insistido en que "nadie puede disponer" del ser humano "como de un objeto; ninguna instancia de este mundo puede negar o limitar su derecho a la vida, a la integridad física y moral".

Porque "dar la vida y no quitarla es el primer principio de toda solidaridad humana, que obliga a todos: a los matrimonios, a las madres gestantes, a las familias, a toda la sociedad y al Estado", ha dicho.

El cardenal también se ha referido a la crisis económica que "llena de angustia a muchos madrileños, nativos e inmigrantes", porque "el paro condiciona y agrava en no pocas ocasiones las crisis matrimoniales, ya existentes y persistentes por otras causas más profundas y los niños, los jóvenes y los ancianos sufren sus consecuencias con mayor y cruel gravedad".

La Misa, que ha comenzado a las 11.00 horas en la Plaza Mayor de la capital, ha contado con la asistencia de la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, y del alcalde de la ciudad, Alberto Ruiz Gallardón, encargado de hacer el Voto de la Villa.