Público
Público

Rousseff acompañará a Lula en el viaje a Corea del Sur para la Cumbre del G-20

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La presidenta electa de Brasil, Dilma Rousseff, integrará la comitiva con la que el actual jefe de Estado, Luiz Inácio Lula da Silva, viajará la próxima semana a Corea del Sur para participar en la Cumbre de los países del G-20, informaron hoy fuentes oficiales.

Rousseff, que fue elegida ayer como primera presidenta de Brasil con el 56,05% de los votos, acompañará a Lula en los viajes que el gobernante realizará al exterior en los próximos días, comenzando por el del sábado a Mozambique y el de la próxima semana a Corea del Sur, informó el ministro de Planificación, Paulo Bernardo Silva, en declaraciones citadas hoy por la estatal Agencia Brasil.

"Ella (Rousseff) comentó que va a descansar unos días para después comenzar a viajar con el presidente", afirmó Silva, un correligionario de Lula y de la presidenta electa en el oficialista Partido de los Trabajadores (PT) y considerado como muy próximo a ambos.

Según el ministro, que participó en una reunión anoche en la residencia presidencial del Palacio de la Alvorada en la que Lula conmemoró la victoria electoral de la candidata que escogió a dedo para sucederle, el gobernante quiere que Rousseff lo acompañe en los al menos ocho viajes que realizará el exterior hasta el 1 de enero, cuando le entregará el cargo.

Los que considera prioritarios, de acuerdo con Silva, son los que realizará a países latinoamericanos para participar en reuniones del Mercado Común del Sur (Mercosur) y de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur).

El primer viaje de ambos será el sábado a Maputo, la capital de Mozambique y donde inaugurarán una fábrica de medicinas que Brasil ayudó a montar en ese país.

Después proseguirán rumbo a Corea del Sur para la Cumbre del G-20, el grupo que reúne a las economías más desarrolladas y a los países emergentes.

En dicha reunión será refrendada la decisión de modificar la estructura del Fondo Monetario Internacional (FMI) para darle mayor participación y poder en el organismo a países emergentes como Brasil y China.

Lula ha dicho que pretende aprovechar el encuentro para solicitar un acuerdo que detenga la actual guerra de divisas, generada por varios países que han devaluado su moneda artificialmente para aumentar la competitividad de sus exportaciones.

En su primer pronunciamiento anoche como presidente electa, Rousseff aseguró que Brasil actuará con vigor en las instancias internacionales para intentar frenar las especulaciones financieras y proteger la moneda brasileña.

"Es necesario, en el plano multilateral, establecer reglas más claras y más cuidadosas" y "limitar la especulación desmedida que aumenta la volatilidad de los capitales y de las monedas", dijo.

DISPLAY CONNECTORS, SL.