Público
Público

Rozman, investigador del trasplante de médula, académico de honor por la Academia de Murcia

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El catedrático emérito de la Facultad de Medicina de Barcelona e investigador sobre trasplante de médula ósea de prestigio internacional, Ciril Rozman, es nombrado mañana académico de honor de la Real Academia de Cirugía y Medicina de Murcia.

Ciril Rozman (Ljubijana.-Eslovenia, 1929), considerado un clásico de la Medicina Interna y de la Hematología, fue uno de los responsables de las reformas del Hospital Clínico de Barcelona para convertirlo en centro de referencia en la investigación clínica.

La Segunda Guerra Mundial le obligó a permanecer en campos de refugiados en Austria e Italia; tomó un tren hacia Hamburgo y, durante el trayecto en Roma, alguien le sugirió la posibilidad de estudiar Medicina si conseguía bajarse del tren en Barcelona.

Una vez conseguido, se licenció con premio Extraordinario en 1948 y obtuvo el doctorado en 1957. Empezó a trabajar con los internistas Agustín Pedro y Pedro Farreras, y confiesa que su identidad principal es la de internista, aunque en la investigación hay que centrarse en un campo y él lo hizo en hematología.

Catedrático de Patología de la Universidad de Salamanca (1967-69), volvió a la Universidad de Barcelona, tras la muerte y jubilación de sus maestros para hacerse cargo de la cátedra de Patología Médica y director de la Escuela de Hematología.

Vicepresidente de la Fundación Carreras, el tenor, que ha sido uno de los pacientes más conocidos del profesor Rozman, dice de él que dirigió su tratamiento con "dedicación y comprensión y cuidó los todos los aspectos que debe tener cubiertos un paciente, el aspecto físico, el patológico y el anímico".

Ha sido codirector del texto español de Medicina Interna Farreras-Rozman, que ha pasado de las 15 ediciones, y ha sido editor de la Revista de Medicina Clínica, una de las más importantes en lengua castellana y la primera en lengua no inglesa.

En el campo de la hematología ha investigado la leucemia linfática crónica, el trasplante de médula ósea y la aplicación de la microscopía en hematología. Junto con sus colaboradores ha realizado más de 1.000 trasplantes.

Unos de los principales responsables de la creación del Registro español de Donantes de Médula Osea (REDMO) y potenciador de la creación del primer banco español de progenitores hematopoyéticos de cordón umbilical.

Ciril Rozman es doctor honoris causa por las universidades de Granada y Salamanca, y entre otras distinciones cuenta con el premio Rey Jaime I (1995) y la Encomienda Alfonso X El Sabio.