Publicado: 29.01.2014 18:03 |Actualizado: 29.01.2014 18:03

RSF denuncia la desaparición de un fotógrafo español en Colombia

El hecho se ha producido en la misma región donde fueron secuestrados dos españoles en 2013 y donde operan bandas criminales del movimiento paramilitar

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Reporteros Sin Fronteras (RSF) denunció hoy la desaparición desde el 8 de enero del fotógrafo español Borja Lázaro en el departamento La Guajira del noreste colombiano fronterizo con Venezuela cuando realizaba una serie de reportajes sobre la cultura indígena.

En un comunicado, RSF subrayó que La Guajira es una importante zona de narcotráfico, donde operan las "Bacrim", bandas criminales armadas nacidas del movimiento paramilitar que actúan con el apoyo, e "incluso la complicidad", de ciertas autoridades locales.

La asociación defensora de la libertad de prensa señaló que desde el pasado día 8 no se tienen noticias del fotoperiodista vasco, nacido en Vitoria hace 34 años, que se comunicó por última vez con su familia el 2 de enero y de quien se perdió el rastro en la localidad de Cabo de la Vela.

RSF cita las declaraciones de varios testigos que contaron a los investigadores cómo tras reunirse con un grupo de personas, Borja Lázaro regresó a su hotel hacia la una de la madrugada del 8 de enero, pero "a las cinco de la mañana ya no se encontraba en su habitación". Un familiar del fotógrafo independiente rechazó en declaraciones a 'Reporteros' la hipótesis de que hubiese podido ahogarse en el mar tras haberse levantado y dejado su habitación, pues "su móvil, su mochila y una linterna desaparecieron" y no encontraron ninguno de esos enseres en la playa."No sé cómo habría podido irse sin ellos", añadió el familiar.

La asociación indicó que, según otra hipótesis, el fotógrafo se habría perdido en la parte desértica de La Guajira. Agregó, no obstante, que una fuente periodística asegura que Borja Lázaro cayó en manos de una "Bacrim" local. Por ello, "sin prejuzgar las hipótesis formuladas por los investigadores colombianos y españoles", RSF consideró que debía tomarse en serio la hipótesis de que Borja Lázaro hubiese sido secuestrado, y pidió a las autoridades colombianas, "en especial al Grupo Antisecuestro y Antiextorsión de la Policía (Gaula)", que hagan todo lo posible para localizarle. RSF recordó que en esa misma región colombiana, en 2013, una pareja de españoles fue secuestrada durante un mes por una "Bacrim" y añadió que las autoridades de Colombia y España "comenzaron a ocuparse" de la desaparición de Borja Lázaro el 23 de enero