Público
Público

RTVE se niega a informar del coste de sus consejeros

La Corporación considera secretos datos como el uso de tarjetas Visa Oro por parte de los miembros del Consejo que intentó controlar los informativos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

¿Cuánto gastan en tarjetas Visa Oro con cargo al presupuesto de RTVE los miembros de su Consejo de Administración? ¿Cuánto cuesta el personal de apoyo que les asiste? ¿De cuántos coches oficiales y chóferes disponen? Todas esas e incluso la relativa a la retribución individual de cada consejero son preguntas sin respuesta oficial. La Corporación RTVE considera secreto todo lo que concierne a los fondos reales que maneja cada miembro del Consejo de Administración (normalmente son 12, pero hace meses dimitió el presidente y, recientemente, uno de los consejeros), los mismos que hace tres semanas protagonizaron un episodio inédito en la democracia al aprobar un acuerdo que facilitaba la censura previa de los telediarios.

Fuentes extraoficiales cercanas al Consejo enumeraron las prerrogativas de cada consejero: disponen de tarjeta de crédito de alta gama para gastos de desplazamiento, hoteles y otras actividades; una secretaria de la plantilla de RTVE; un asesor de confianza pertenezca o no a la empresa; algunos tienen chófer fijo y otros recurren a los conductores sin pasajero asignado; y hay un escolta para el presidente, cargo ocupado de manera rotatoria con turnos de un mes por los consejeros desde que Alberto Oliart dimitió en julio al conocerse que una empresa de su hijo había obtenido un contrato de RTVE. La corporación ni siquiera aclaró, a preguntas de Público, si el desempeño rotatorio de la Presidencia otorga al titular provisional el derecho a cobrar durante su turno.

Auspiciado por el PP, el golpe de mano fallido para controlar el sistema de edición de los informativos se produjo el 21 de septiembre. Se saldó con bronca general, marcha atrás y una sola dimisión: la del ya exconsejero de CCOO, Héctor Maravall, que se había abstenido en la votación al igual que los dos representantes del PSOE y el de ERC. La consejera propuesta por IU y el de UGT se opusieron a la supervisión previa del telediario. Los cinco restantes cuatro del PP y uno de CiU apoyaron la medida.

Pero el afán fiscalizador del Consejo se ha demostrado unidireccional. En otras palabras, el órgano de administración de RTVE permanece blindado frente a intromisiones gracias al vacío legal sobre transparencia. 'Esos datos no se dan', fue la respuesta dada el viernes por los servicios de prensa de RTVE después de que este diario les hubiera remitido la noche antes un cuestionario sobre los gastos dinerarios y en especie atribuibles al Consejo. Argumentar que, como corporación pública, RTVE debe regirse por el principio de transparencia institucional y empresarial fue inútil. En 2011, el Estado destina al grupo audiovisual 547,59 millones, el 25% de su presupuesto inicial de ingresos.

Ni siquiera desvela si la presidencia de turno genera derechos económicos

Las fuentes oficiales de RTVE recalcaron que la Corporación entrega al Congreso cada ejercicio una memoria anual. Pero ni en la web de RTVE ni en la del Congreso está disponible.

Los únicos datos accesibles son los depositados en el Registro Mercantil. Y esas cifras generan la única incógnita que RTVE sólo se avino a despejar: por qué la memoria/balance de 2010, el año de la bajada de sueldos públicos, atribuye al Consejo una remuneración global (1.511.311 euros) que supera en 247.000 euros la reflejada en las cuentas de 2009.

En declaraciones a Público, el director corporativo de RTVE, Jaime Gaiteiro, imputó esa discrepancia a un 'olvido' en las cuentas de 2009: 'Los auditores olvidaron', dice, incorporar el sueldo del entonces presidente 247.200 euros al apartado de la memoria reservado a las retribuciones del consejo y lo anotaron como remuneraciones de alta dirección. Conclusión: como retribuciones del consejo apareció publicada la cifra de 1.359.600 euros en lugar de 1.606.800, que fue la real. Sin embargo, según la ley de Sociedades de Capital, la responsabilidad de la preparación y formulación de la memoria es de la compañía.

Atendiendo a la remuneración total de 2010 (1,5 millones), cada consejero ganó en el ejercicio más de 116.000 euros.