Público
Público

RTVE no emitirá en directo la señal proporcionada por los partidos

También avisará de las ruedas de prensa donde no se admitan preguntas, según recoge el nuevio Libro de Estilo de la corporación

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Los informativos de RTVE deberán avisar a la audiencia siempre que difundan noticias sobre comparecencias en las que no se haya permitido hacer preguntas a los periodistas y cuando tengan que emitir imágenes suministradas por los partidos.

Así lo señala el Libro de Estilo de la Corporación RTVE, que aprobó el Consejo de Administración de la compañía en una reciente reunión, en un capítulo dedicado a las 'Precauciones que debe adoptar el profesional de RTVE ante determinados eventos informativos'.

'Si una fuente, pública o privada, ofrece una rueda de prensa y niega a los periodistas la posibilidad de formular preguntas, los profesionales de RTVE deberán comunicárselo a la audiencia', afirma el manual.

La guía también señala que RTVE 'no difundirá la señal en directo de acontecimientos de interés informativo que sea proporcionada por entidades interesadas'. 'Esta práctica, habitual en partidos políticos, choca con el deber de RTVE de ofrecer a los ciudadanos una información rigurosa', indica.

El libro de estilo establece que RTVE deberá esforzarse en cada circunstancia para que la información ofrecida en directo sea captada y tratada con sus propios medios, y 'cuando no sea posible, se comunicará a la audiencia'.

Sobre el material descargado de Internet, asunto que le ha provocado hace poco a los informativos de TVE algún quebradero de cabeza por el uso de vídeos 'falsos' de Youtube, la guía indica que es 'necesario extremar la precaución', 'ya que ese material puede generar derechos de autor o, incluso, ser falso'.

En otro apartado dedicado a la información política, este manual de 'buenas prácticas', al que ha tenido acceso Servimedia, afirma que 'los profesionales de RTVE actuarán con absoluta indepenencia, sin que puedan recibir instrucciones, directrices o cualquier clase de indicación imperativa del Gobierno ni de la Administración General del Estado, grupos políticos, económicos, sociales y otras instituciones o entidades'.

En cuanto a la información relacionada con el Gobierno', indica textualmente: 'Es coherente que la información sobre el Gobierno ocupe más tiempo y espacio que la información sobre otras entidades políticas, porque sus actos y omisiones repercuten directamente en la vida de los ciudadanos, y deben ser suficientemente difundidos y explicados'.

Sin embargo, subraya que esta obligación 'debe ser compatible con la actitud periodística que los profesionales de RTVE deben dispensar a todo tipo de información: investigación y comprobación de datos y, en este caso, búsqueda de respuestas/valoraciones/alternativas de los partidos de la oposición y/ de los distintos grupos sociales'.

La guía de estilo también dedica un espacio a los 'Límites en las relaciones de los profesionales de RTVE con marcas y empresas'.

Por ejemplo, dice que 'no se aceptarán retribuciones, gratificaciones o regalos de terceros fuera de las atenciones de escaso valor consideradas comúnmente como expresión de cortesía, que pudieran buscar influir o difundir informaciones u opiniones'.

Sobre la publicidad, avisa de que 'una información puede tener efectos directos en la evaluación positiva o negativa de una marca, por lo que nuestra obligación será evitar la aparición de logos reconocibles, salvo que esté plenamente justificada por el interés informativo, sea positivo o negativo, para la marca en cuestión'.

En cuanto a la publicidad encubierta, dice que 'se evitará la difusión de publicidad encubierta que empresas, particulares o instituciones pretendan hacer pasar como informaciones'.

'La única excepción a las limitaciones de uso de marcas y logos comerciales', agrega, 'es la propia marca de RTVE, cuyo logotipo y productos (discos, libros, etc.) pueden aparecer en todo tipo de espacio sin otra exigencia que su interés para la audiencia'.