Público
Público

Rubalcaba acusa a Rajoy de "estar friendo" a las clases medias y "no dejar títere con cabeza"

Rajoy reconoce que se ha visto obligado a tomar "duras y difíciles medidas" y lo achaca a la herencia recibida

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Mariano Rajoy ha mantenido el temple en la sesión de control pese a que el portavoz socialista Pérez Rubalcaba le ha abrumado con la catarata de todas las quejas sociales que están en la calle: pensiones, recortes en educación, en sanidad, funcionarios, desempleados, mujeres o dependientes. 'Usted está friendo a las clases medias. Nunca se destrozó tanto en tan poco tiempo', ha sentenciado.

El presidente del Gobierno, al que el presidente del Congreso le ha quitado la palabra en dos ocasiones por haber agotado su tiempo, no se ha arredrado. La herencia recibida ha sido, de nuevo, el argumento central para responder, primero a Rosa Díez, de UPyD, y luego al líder de la oposición, Alfredo Pérez Rubalcaba.

Nada nuevo. Salvo el reconocimiento por parte de Rajoy de que el marco macroeconómico de recesión y 'las dificultades para lograr financiación' le han obligado a tomar 'duras y difíciles medidas' pese a que en un principio no tenía intención de adoptarlas. En ese toma y daca se concentró la penúltima sesión de control del año.

Rubalcaba, y antes Rosa Díez, emplearon fuertes andanadas para criticar la acción del Gobierno y su presidente. El parlamentario socialista aseguró que 'ustedes no han dejado títere con cabeza' en su primer año de gestión. Y recurrió a una pregunta clásica en el debate político: 'cabe preguntarse si los españoles viven mejor que hace un año. Evidentemente, no', ha asegurado Rubalcaba.

Tras desgranar los colectivos que a su juicio se han visto perjudicados por la acción de su Gobierno, Rubalcaba ha hecho una salvedad. 'Bueno, solo hay un colectivo que vive mejor: los evasores fiscales', ha pontificado. Momento en que la bancada socialista ha roto el silencio con una salva de aplausos.

Rajoy no se ha arredrado y ha recurrido al eje central para justificar sus medidas. La herencia recibida. 'El mayor ataque contra el Estado del bienestar son unas cuentas como las que ustedes dejaron', ha respondido el presidente del Gobierno sin perder la compostura.

En su opinión, ninguna de las 'duras y difíciles medidas' se hubieran adoptado 'si ustedes hubieran cumplido su compromiso de dejar el déficit del 6%'. La prueba de que es el argumento que más gusta a sus correligionarios es que la ancada popular le ha arropado con otra salva de aplausos al acabar su frase. Y ha concluido: 'Ante problemas graves las soluciones sencillas no existen'.

Minutos antes Rosa Díez también se empleó a fondo frente a Rajoy, en este caso al denunciar la situación en la que quedan las pensiones como argumento de su pregunta. 'Si falta a la verdad, un dirigente político lo que tiene  que hacer es dimitir. Lo que ha hecho no tiene perdón', ha proclamado Díez empleando un tono muy duro.

La parlamentaria empleó varias citas del Antiguo Testamento, de Bismark y de Aristóteles para reprochar al presidente del Gobierno haber mentido tras comprometerse a no tocar las pensiones. Y sentenció: 'En tiempos de engaño universal, decir la verdad se convierte en un acto revolucionario', ha dicho empleando una frase de Orwell.

Tampoco en este cruce de argumentos Rojoy ha perdido la compostura. 'Puede aplicarse usted las citas. No dice usted la verdad', se ha revuelto en su contestación. Y ha desgranado una serie de argumentos que traía escritos.

En resumen, que no era su intención, pero no ha sido posible. 'hemos esperado hasta el último momento, pero la evolución de los ingresos de la Seguridad Social lo ha hecho imposible. Hemos tenido que echar mano del fondo de reserva y del de las mutuas, ...'. 'Me hubiera gustado subir más, pero solo ha sido posible el 1%, lo datos no nos lo permiten', ha agregado.