Público
Público

Rubalcaba advierte al PP de que "tienen mucho que tapar"

Emplaza al PP a dejar las "cortinas de humo"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

'Infamia gravísima'. Así calificó ayer el ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, las declaraciones que desde la playa hizo la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal. En esta aparición acusó al 'Gobierno y al Estado de Derecho' de haber ordenado escuchas ilegales contra dirigentes de su partido. 'Es una barbaridad. Una acusación rotundamente falsa', añadió el titular de Interior en alusión a dicha acusación.

'Con toda rotundidad, el Estado de Derecho no está investigando al PP', aseveró Rubalcaba. Subrayó que 'los jueces, los fiscales y los policías investigan a presuntos corruptos que también existen en el Partido Popular, investigan a esos y a los de cualquier otra formación política'.

Rubalcaba no escatimó calificativos para referirse a las declaraciones de Cospedal. Desde que se trata de 'un disparate monumental' a que constituye 'la declaración más infamante' que ha escuchado hasta el momento.

Tal era el desasogiego que Rubalcaba quiso mostrar ante las acusaciones de los conservadores que sumó hechos y nombres para poner de manifiesto el 'cúmulo de disparates' protagonizado por la oposición. E incluyó en la lista al líder del PP, Mariano Rajoy, después de que avalase las hipótesis de la secretaria general de su partido.

'Si tuvieran pruebas las habrían llevado corriendo al juzgado y las habrían hecho públicas', subrayó. 'De momento, ni han presentado pruebas, ni rectificación'. Este tipo de declaraciones 'se hacen con pruebas y en los juzgados, y no en la playa o en los chiringuitos'.

Rubalcaba advirtió a los conservadores de que en democracia no caben 'infamias de este naturaleza'. Con este tipo de declaraciones, que constituyen la 'barbaridad del verano', los dirigentes del Partido Popular se están dando 'el chapuzón', ironizó.

'Lo hacen para tapar lo que está pasando en su partido. Para no hablar de los presuntos casos de corrupción. Dicen barbaridades porque necesitan crear una gran cortina de humo. Tienen mucho que tapar'. Así de contundente se mostró Rubalcaba en la comparecencia en la que desveló los últimos pasos dados en la investigación tras las explosiones del domingo en Palma. 'Pretenden que el mundo sea al revés: que la policía dé explicaciones y no los corruptos. Que los jueces den explicaciones', sentenció.

El ministro del Interior respaldó a las Fuerzas de Seguridad del Estado. Instó a ponerse en la piel de los policías que investigan este tipo de tramas de corrupción y a entender la situación que están atravesando. 'Pónganse en la piel de un policía cuando tenga que investigar al Partido Popular. Dirá: Menudo follón'.

Por último, al ser preguntado por si el Gobierno emprenderá algún tipo de acción legal contra el PP por las acusaciones que están vertiendo contra el Gobierno y las instituciones del Estado, Rubalcaba argumentó que no es partidario de solucionar estos hechos en los tribunales de justicia. Aunque sí está a favor de debatirlos en el Congreso de los Diputados.'