Público
Público

Rubalcaba: "¿Alguien recuerda algo de los 8 años del PP?"

Rubalcaba ha advertido de que en las próximas elecciones se definirá el modelo de sociedad del siglo XXI

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Rubalcaba ha pedido la confianza de los españoles para las elecciones del 20-N en su discurso de clausura de la Conferencia Política que ha celebrado al PSOE a lo largo del fin de semana.

Unas elecciones que siente enormemente trascendentes, 'como las del 1977', se ha atrevido a decir interpelando a Felipe González. 'Según como salgamos estaremos definiendo el modelo de sociedad que queremos para el siglo XXI', ha dicho el candidato a la presidencia.

También ha querido admitir a los españoles que estamos en 'una crisis global y profunda' en la que el tiempo juega en contra. 'Estamos en el mundo al revés', ha reconocido Rubalcaba, que ha esgrimido como ejemplo la reprimenda con que China, de manera oficiosa, reaccionó sobre EEUU cuando la agencia de calificación de riesgo Standard & Poor's rebajó la nota a Estados Unidos. Su deuda, ha dicho, está 'financiada por un país comunista', siendo un Estado democrático a la cabeza del mundo. 

Rubalcaba ha defendido que competirán con el PP con 'un programa de ideas, propuestas y cuentas claras'. Además, ha querido ir más lejos en su comparación con el partido conservador: 'Hemos sido siempre la opción de la izquierda española para gobernar y cuando ha habido alguna alternativa siempre ha sido la derecha', ha sentenciado poco antes de afirmar que en los gobiernos del PSOE se han 'emprendido grandes cambios'. '¿Alguien recuerda algo de esos ocho años del Partido Popular?' ha remachado Rubalcaba, sobre las dos legislaturas de Aznar.

En su discurso, el candidato socialista a las próximas elecciones ha repetido las que pretenden ser sus líneas principales de actuación: protección para la sanidad, la educación y las pensiones, mientras trabajan para la creación de empleo. 'Pero no vamos a decir que vamos a crear mañana millones de puestos de trabajo, porque es mentira' ha insinuado sin mencionar las desafortunadas declaraciones en las que el secretario de Comunicación del PP, Esteban González Pons, afirmó que su partido aspiraba a crear de 3,5 millones de puestos de trabajo.

Rubalcaba ha prometido no subir los impuestos a las clases medias. 'Los ingresos serán de patrimonio, de las grandes rentas, de los que más tienen', ha enumerado, añadiendo que también recibirán ingresos de los bancos, 'a los que hemos estado echando una mano y que es razonable que lo devuelvan para aquellos que más lo necesitan'.

Sobre la reforma laboral ha expresado su voluntad de aplicarla a fondo para comprobar su operatividad, 'y después ya veremos'. Defendiendo 'un programa europeista, socialdemócrata y modernista', ha vuelto a reivindicar una educación pública de calidad para todos, que fomente la igualdad de oportunidades. 'Algunos dicen que para salvar la economía hay que recortar los servicios públicos esenciales. Es al contrario, el desarrollo económico va unido a la cohesión social y es el dilema que se va a discutir en las elecciones generales' ha concluido el candidato socialista. 

Economía: No quedaron concretadas las principales medidas económicas, cuyo anuncio quedó emplazado para el próximo sábado, tras la aprobación del programa electoral para el 20-N. Pero sí se enunciaron las premisas que se tendrán en cuenta en su elaboración. El Impuesto de Sociedades y al Patrimonio, el incremento de las cotizaciones por desempleo a las empresas que más recurren a la contratación temporal y el impuesto a las entidades financieras son algunas de ellas.

Reforma electoral: El candidato socialista a la presidencia abogó por una reforma electoral que incluya el modelo de listas desbloqueadas para la elección de los candidatos al Congreso. Con él los ciudadanos podrían modificar el orden elegido por cada partido. También planteó la creación de una circunscripción para representar a los emigrantes españoles en el Senado y la agilización de los procesos de las Iniciativas Legislativas Populares (ILP), que los ciudadanos podrían defender en las Cortes.

Sanidad: Para acabar con el déficit de las Comunidades Autónomas en Salud, Rubalcaba propuso tres medidas con las que recaudar 2.000 millones de euros: el incremento de un 10% de los impuestos del tabaco y el alcohol (excluyendo el vino y la cerveza), la eliminación de las exenciones fiscales recibidas por las empresas al contratar seguros médicos privados y el aumento de las garantías para el cobro del 100% de las facturas de aseguradoras, mutuas y pacientes extranjeros.