Publicado: 09.11.2013 16:50 |Actualizado: 09.11.2013 16:50

Rubalcaba se apoya en Andalucía y el PSC para contener a los críticos

El discurso de Susana Díaz respaldando sin fisuras a la dirección federal resulta clave para desinflar la presión de algunos barones para adelantar las primarias. Ferraz aceptará rebajar del 10% al 5% el número de avales

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Son las dos patas sin las cuales el PSOE no podría ganar unas elecciones generales, y las dos están con el secretario general, Alfredo Pérez Rubalcaba. El cierre de filas en torno a la Ejecutiva federal que ha puesto en escena este sábado la presidenta de Andalucía, Susana Díaz, y el respaldo al proyecto de los socialistas españoles que ha reafirmado el primer secretario del PSC, Pere Navarro, ha conseguido contener al menos de momento, el recrudecimiento del debate interno sobre la fecha de las primarias que amenazaba con eclipsar la discusión de ideas que pretenden realizar los socialistas este fin de semana en su Conferencia Política.

Tanto es así, que algunos de los barones que más se han posicionado en las últimas semanas a favor de que el cónclave esclareciera por fin el calendario de las primarias para elegir al próximo candidato del PSOE para La Moncloa, se conformarían ya con un acuerdo de mínimos. Desde el entorno del líder del PSM, Tomás Gómez, considerarían así "un gran paso" que del encuentro de este fin de semana sólo saliera un compromiso por escrito de que será el próximo Comité Federal del mes de diciembre el que decida la fecha de las votaciones, planteamiento que, explican, centran ahora las negociaciones entre los barones.

Asimismo, fuentes cercanas al secretario general del PSOE de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, que desde hace meses ha abogado por que las primarias se celebren antes de las elecciones europeas previstas para la próxima primavera, asumían ya que la votación tendrá lugar "entre junio y septiembre" de 2014 y, por tanto, después de esos comicios. Esta cuestión se está debatiendo desde las 15.30 horas de la tarde en la comisión sobre el modelo de partido que preside el socialista vasco Rodolfo Ares y que se reúne a puerta cerrada, que votará en todo caso las enmiendas presentadas por, entre otros, el propio Gómez, para adelantar las primarias, siempre que esas propuestas no se retiren o se incorporen a la ponencia. 

Diferentes dirigentes socialistas consultados por este diario en los pasillos del Palacio Municipal de Congresos de Madrid donde se está celebrando la Conferencia Política del PSOE aseguran que esta nueva situación ha sido propiciada por el discurso pronunciado por Susana Díaz, que ha mostrado su total respaldo a la Ejecutiva de Rubalcaba y que ha reclamado dejar de lado el debate sobre las primarias para hablar sobre el proyecto del partido. "Ha hablado sobre lo que realmente tenemos que debatir, que son nuestras propuestas políticas", aseguraba a Público un importante alcalde socialista. "El ambiente es convulso pero el discurso de Susana ha ayudado a calmar las cosas", añadia, por su parte, una dirigente provincial del PSE. 

A calmar las aguas ha ayudado también el hecho de que la Ejecutiva federal haya dado su brazo a torcer y haya accedido a reducir el umbral de avales exigido para poder concurrir en las primarias. Según han confirmado a este diario fuentes de la dirección socialista los ponentes plantearán en la citada comisión una propuesta para que los apoyos exigidos pasen del 10% al 5% en próximos procesos internos. Se trata de una exigencia planteada por diversas federaciones como la gallega. La votación sobre este planteamiento y las otras enmiendas sobre las primarias se realizará a última hora de la tarde.