Público
Público

Rubalcaba apuesta por Jiménez y cree que Gómez "debería retirarse"

El ministro del Interior piensa que el mejor activo del secretario general del PSM es ser el hombre "que dijo no a Zapatero"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

En la batalla hacia las primarias que el PSM celebrará entre el 23 de septiembre y el 3 de octubre, Trinidad Jiménez ha vuelto a recibir el apoyo público por parte de un miembro del Gobierno. En esta ocasión y después de que el actual secretario de Estado para el deporte, Jaime Lissavetzk, mostrara su predisposición a formar un 'tandem' con Jiménez, ha sido el ministro de Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, quién en unas declaraciones hechas a la Cadena Ser esta mañana, se ha posicionado a favor de la ministra de Sanidad porque  a su juicio es 'la mejor'. 

'El mayor activo de Gómez es ser el hombre que dijo 'no' a Zapatero'

Sobre Tomás Gómez, el otro candidato a primarias, ha indicado que su mayor activo es 'haber dicho que 'no' a Zapatero' pero que, a su juicio, si gana las primarias eso se convertirá en un 'pasivo' y una 'rémora' para el partido y para él.

En esa línea, Rubalcaba ha recordado que en un reciente programa de televisión ya se le presentó de esta manera lo que propicia que la gente 'que jalea a Gómez' lo haga 'porque le quieren a él o porque están en contra de Zapatero', sentimiento que según el ministro de Interior, se repite 'tanto dentro como fuera del partido'.  

Siguiendo un criterio personal, Rubalcaba admite que él 'hubiera seguido las indicaciones del presidente del Gobierno' y habría dejado paso a 'otro candidato' para que no se pueda interpretar que el mayor activo de Gómez sea precisamente su oposición a Zapatero. 

'No siempre ha habido primarias', ha recordado el jefe del Interior, aludiendo a su condición de veterano dentro de un partido en el que antes 'las cosas no se hacían así' y respondían más a una dinámica de 'ordeno y mando', ha admitido Rubalcaba. Es por ello que reconoce 'yo hubiera dicho que sí (a retirarme). A parte de que para mi el secretario general del partido es alguien a quien hay que respetar. Yo tengo esa idea, quizás porque yo entré en el partido hace muchísimos años', ha manifestado. 

A su juicio, la dirección nacional de PSOE ha actuado correctamente con Gómez y éste debería haber reculado en un 'ejercicio de responsabilidad'. 'No concibo a la dirección política de un partido sin ejercicios de responsabilidades. La dirección tiene la obligación de decirle al responsable político de Madrid: 'Oye, tenemos esto. Esta es la situación, ¿qué hacemos?. Nosotros, en este momento, creemos que esta persona es mejor. ¿Te parece bien?'', expuso.

'No se trata de marginar a nadie, sino de sumar. Si hay una candidata mejor, hay que proponerla'

'Ha hablado el presidente del partido, y el vicesecretario general y le han dicho 'Tomás, esta es la situación, creemos que es mejor que vaya otra candidata que está mejor situada, que es más fácil que gane, que está mejor en la opinión pública'; lo que no significa marginar a nadie, ni humillar a nadie. Es lo contrario, es integrar, es sumar', defendió.

'La vida política da para mucho y creo que esa es la obligación del secretario general. Creo que se ha hecho con exquisito cuidado y ahora Tomás ha decidido presentarse, está en su derecho. Vamos a primarias', explicó Rubalcaba, para quien todo el proceso 'se ha gestionado perfectamente'. 'Se ha dialogado sin voluntad de marginar y poniendo sobre la mesa unos datos que se tenían, tratando de hacer lo mejor para el partido. Esa es la obligación de la dirección, y digo nuestra, porque soy de la ejecutiva federal', recalcó.

'Me he planteado muchas veces qué hubiese hecho yo. Si a mi me llama el secretario general de mi partido y me dice: 'Alfredo, ésta es la situación. ¿Te parece dar ahora un paso atrás y seguir en la dirección del partido? Porque no se trata de marginar a nadie, sino al contrario de sumar, yo, francamente, yo hubiese dado un paso atrás. Hubiese dicho 'sí' porque esta persona puede ser mejor y yo hubiese seguido de secretario general porque la vida política da para mucho, y cuando se tienen pocos años muchísimo más', señaló.

Por otra parte, el ministro defendió a Jiménez 'no por las encuestas', sino porque cree que ella 'está en un momento óptimo de su carrera política'. 'En una forma óptima, si se me permite la expresión cuasifutbolística. Es una persona muy dialogante, lo cual en Madrid viene muy bien. Los dos precandidatos, Trini y Jaime Lissavetzky son dos personas muy dialogantes y en Madrid es muy importante introducir buenas dosis de diálogo político', agregó.

Rubalcaba, que observó que no es militante de Madrid y por tanto no votará en estas primarias, quiso aclara el papel de las direcciones de los partidos. 'Creo que la dirección de un partido no es que tenga el derecho, que lo tiene, sino que tiene la obligación de decirle a los militantes y la organización que es lo que piensa que es mejor en un contencioso electoral. Es su obligación', expresó.